El Chivato

Los críticos con la primera mujer del GAR recuerdan que, además, ahora tendrá más fácil el ascenso

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, charla con la teniente alumna del Curso de Adiestramientos Especiales.
photo_camera La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, charla con la teniente alumna del Curso de Adiestramientos Especiales.

María Gámez, directora general de la Guardia Civil, acudió hace diez días para Logroño clausurar el 51º Curso de Adiestramientos Especiales, destinado a los guardias civiles que pretenden ingresar en el Grupo de Acción Rápida (GAR), uno de los grupos de élite del cuerpo frente al terrorismo y de intervención de especial peligro y dificultad.

Gámez presidió la entrega de diplomas a los 43 alumnos que han superado el curso: 39 guardias civiles y cuatro miembros de las fuerzas armadas. Entre los agentes de la Guardia Civil hubo una mujer: una teniente, la primera mujer que recibe el diploma del curso que da acceso al GAR.

La permanencia de la teniente hasta el final del curso desató una fuerte polémica interna, ya que numerosos profesores habían informado de ella negativamente, en el sentido de que no llegaba al nivel requerido. Pese a ello, y pese que también se lesionó en el tramo final del curso, no fue apartada, como se hace con los aspirantes al GAR que pasan estos meses de formación muy exigente.

El vídeo del día

Vox pide acabar totalmente con las restricciones de movilidad

El Chivato ha podido saber que, entre quienes creían que la teniente debía haber sido apartada (como se hizo con otros muchos alumnos), se mantiene el malestar por la situación creada. “La gente está muy quemada”, explican conocedores del curso, que añaden que muchos sólo esperan que se haga borrón y cuenta nueva con esta edición del Curso de Adiestramientos Especiales y no se de otra polémica así el curso que viene.

Los guardias civiles que han superado el curso pueden ahora ingresar en el Grupo de Acción Rápida, en su base en Logroño. Muchos ojos están puestos en la teniente, para ver si se integrará en el GAR o si pide otro destino, como por ejemplo instructora del propio Centro de Adiestramientos Especiales (CAE), donde se celebra el curso.

En cualquier caso, apuntan algunos guardias civiles, que haya superado el curso no sólo supone que pueda ingresar en el GAR. También conlleva un beneficio para el futuro.

Y es que el Curso de Adiestramientos Especiales se valora mucho en los procesos internos de la Guardia Civil. “Es el segundo curso que da más puntos para el ascenso”, explican a El Chivato.

El curso más valorado y que da más puntos es el que realizan los guardias civiles que se integran en la Unidad de Seguridad de la Casa del Rey para prestar escolta al jefe del Estado y a los miembros de la Familia Real.

Detrás figura el del GAR, y a continuación otros como el curso de policía judicial.

“Así que, aunque no fuera la primera del escalafón, esta teniente tendrá más fácil ascender”, resumen las fuentes consultadas.

Entre algunos instructores, alumnos (que han superado el curso y otros que fueron eliminados) y miembros del GAR, así como entre otros guardias civiles, sigue existiendo un sentimiento de indignación por lo que consideran un empeño de algunos mandos porque este año una mujer superara el curso.

El enfado creció al ver que, coincidiendo con la clausura del curso (en la que la directora, María Gámez, entregó el diploma en persona a la teniente), en TVE se emitió un reportaje sobre el Curso de Adiestramientos Especiales, centrado en la primera mujer que lo supera.

La sorpresa ha sido mayor al constatar que la pieza se grabó hace tiempo, cuando aún cabía la posibilidad de que esa teniente, como el resto de alumnos, fuera excluido por los informes de sus instructores, o por una lesión. Pese a ello, ya entonces se enfocó con ella como protagonista.

Clausurado ya el curso, entre guardias civiles e incluso militares ha circulado un mensaje muy duro de un miembro del GAR, que critica que en televisión no se haya contado lo que considera diferencias de evaluación que se han tenido con la teniente.

En su momento, la respuesta oficial de la Dirección General de la Guardia Civil fue que “la teniente permanece en el curso porque cumple con los requisitos establecidos por el centro y por el profesorado”. Sin embargo, distintas fuentes coincidieron en señalar que muchos instructores habían informado que la teniente no alcanzaba el nivel físico requerido en determinadas fases y pruebas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?