El Chivato

Defensa considera que ETA está “casi” desaparecida

Banda terrorista ETA
photo_cameraBanda terrorista ETA

El Ministerio de Defensa ha fijado el año 2035 como horizonte temporal para la gran transformación y modernización de las Fuerzas Armadas. Ha creado la ‘Brigada Experimental 2035’, para probar un nuevo modelo de estructura interna, y ha elaborado un documento que analiza el “Entorno Operativo 2035” para ir adaptándose a los cambios que requerirá la situación de dentro de 16 años.

Uno de los puntos de partida de ese documento, elaborado por expertos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, del mundo académico y de la industria, es la descripción de las amenazas a las que se enfrentará la seguridad de España en los próximos años y décadas.

El Chivato ha consultado dicho informe y ha constatado que, un año después del polémico “desarme”, las Fuerzas Armadas aún tienen en cuenta en sus análisis a la banda terrorista ETA.

Entre las amenazas se contempla en un lugar destacado el terrorismo, cuya importancia radica en la “probabilidad de incremento de esta amenaza por el previsible auge futuro del radicalismo, ya sea político, ideológico o religioso”.

Las Fuerzas Armadas no incluyen en el texto nombres de grupos terroristas que pongan en peligro la seguridad de nuestro país. Advierten, en genérico, que “la principal amenaza terrorista provendrá de la violencia extremista”, y más adelante citan como reto “el terrorismo yihadista, para quién España continúa en su imaginario como parte del Califato”.

Sólo hay una excepción. Justo antes aludir a esa violencia extremista, los autores del informe hablan de “la práctica desaparición del terrorismo de ETA”.

Llama la atención esta mención y la salvedad: no se habla simplemente de la “desaparición del terrorismo de ETA” sino que se añade ese adjetivo previo, “práctica”, que parece mostrar ciertas reservas o cautelas hacia el fin de la actividad criminal de la organización terrorista que durante décadas puso en jaque la seguridad de España con casi 900 asesinatos.

Esta forma de explicar la actual situación de ETA supone un contraste, por ejemplo, con el análisis que hizo recientemente el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), dependiente del Ministerio de Interior.

En la Estrategia Nacional contra el Terrorismo, el CITCO consideraba a ETA ya como algo del pasado: “En el caso de ETA, se ha consolidado su desaparición como muestra de la victoria del Estado de Derecho sobre la barbarie terrorista”, idea en la que se insistió varias veces dentro del documento.

Aunque en la elaboración de esta estrategia también participó el Ministerio de Defensa (como Exteriores, Justicia, el Departamento de Seguridad Nacional...), hay matices y una ligera discrepancia en la forma de analizar la situación de ETA. Esta discordancia se pone de manifiesto justo cuando algunas informaciones apuntan que las Fuerzas de Seguridad vigilan atentamente la persistencia de un sector, entre los presos y el entorno banda terrorista, que se resiste a aceptar el abandono de las armas.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes