El Chivato

Gabriel Rufián no sabe que no se pueden enviar paquetes

Gabriel Rufián, en el hemiciclo del Congreso de los Diputados.
photo_cameraGabriel Rufián, en el hemiciclo del Congreso de los Diputados.

Los líderes del proceso independentista catalán que están en prisión provisional se encuentran actualmente en cárceles de la Comunidad de Madrid. Allí volvieron a principios de este año, desde centros penitenciarios de Cataluña, para poder asistir regularmente al juicio oral que se celebra en el Tribunal Supremo por los hechos del otoño de 2017.

En el año y medio que llevan en prisión provisional, familiares de los presos, políticos y militantes independentistas han denunciado en distintas ocasiones lo que ellos consideran “vulneraciones de derechos”, sucedidas sobre todo en las cárceles madrileñas. En las catalanas, gestionadas por la Generalitat, gozaron de ciertos privilegios.

La última denuncia la ha hecho pública Gabriel Rufián. El diputado de Esquerra Republicana en el Congreso publicó en su cuenta de Twitter dos fotos de lo que, según él, era “un paquete de libros enviado a Soto del Real para Junqueras”. Rufián aseguró que quienes han enviado dicho paquete lo habían recibido de vuelta, con la palabra “rehusado” escrita en el exterior. También se incluía un sello con la siguiente sentencia: “no pasa control de seguridad”.

Para Gabriel Rufián, este hecho es una muestra de “arbitrariedad, hostilidad y abuso”. Sin embargo, funcionarios de prisiones han refutado esa denuncia del diputado de ERC echando mano del Reglamento Penitenciario, aprobado por Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero. Ahí se dice expresamente:

-- “Todos los paquetes deberán ser entregados personalmente en la dependencia habilitada al efecto”. Es lo que establece el artículo 50.2 del reglamento.

Por ello, según el punto 1 de dicho artículo 50, “en todos los Establecimientos existirá una dependencia para la recogida, control y registro de los paquetes destinados a los internos o que éstos envíen al exterior. El Consejo de Dirección acordará los días y horas de recepción y recogida de paquetes, tanto de entrada como de salida”.

Eso es precisamente lo que funcionarios de prisiones apuntan que debería hacer Rufián: entregar el paquete en mano en Soto del Real cuando acuda a visitar a Oriol Junqueras. El propio diputado de ERC dijo que haría eso tras ver rechazado el envío.

Algunos funcionarios de prisiones recuerdan que el envío postal de paquetes a las cárceles está prohibido por motivos de seguridad. No hay que olvidar que la banda terrorista ETA asesinó a personal de las cárceles precisamente con paquetes-bomba enviados por correo, que explotaron al ser inspeccionados en los centros de destino.

El reglamento penitenciario establece que cada interno puede recibir dos paquetes al mes. El peso de cada paquete no ha de exceder los cinco kilos, aunque los libros y otras publicaciones, así como la ropa, no se computa en ese peso máximo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?