El Chivato

El general español que patrulla en Líbano con la pistola descargada

El general Olazábal, en Líbano.
photo_camera El general Olazábal, en Líbano.

Entre la comunidad de militares y agentes de las Fuerzas de Seguridad suelen circular vídeos e imágenes de intervenciones de policías con personas violentas, de maniobras de las Fuerzas Armadas, y de otras situaciones a las que se saca punta: fallos graves o aciertos al intervenir para reducir a un delincuente, detalles curiosos o ridículos en la uniformidad, despistes con el material...

El Chivato ha podido comprobar que estos últimos son muy comentadas las imágenes de un general del Ejército de Tierra por un detalle: cómo llevaba la pistola en zona de operaciones.

El protagonista es el general de brigada Ignacio Olazábal Elorz, jefe de la Brigada ‘Guzmán el Bueno’ X, con base en Cerro Muriano (Córdoba). Olázabal manda desde hace meses el contingente español en el sur de Líbano, desplegado en la misión UNIFIL de la ONU para evitar choques entre Israel y la milicia Hizbulah.

El general, que es jefe del sector este de la misión de la ONU, realizó recientemente una patrulla a pie por la “blue line”, la frontera entre Líbano e Israel, acompañado por militares y mandos del ejército libanés y por fuerzas de un batallón de la India.

El Estado Mayor de la Defensa difundió cinco fotografías de esa patrulla, tanto en Facebook como en Instagram. Pronto comenzaron los comentarios, entre la sorpresa, el sarcasmo y la crítica, de muchos militares.

El motivo era el arma corta que llevaba el general Olázabal, quien patrulló con uniforme de campaña del Ejército de Tierra, botas, la boina y el chaleco propios de los cascos azules de la ONU. A la altura de la cintura, en su costado izquierdo, se veía la funda del arma corta. Asomaba la culata, y ahí se veía el detalle que ha causado sorpresa: la pistola no llevaba cargador.

La pistola enfundada en la cintura pero sin cargador desató un debate entre militares. Quienes criticaban la imagen, señalaban el poco sentido que, a su juicio, tiene llevar un arma sin cargador siquiera, y más en una zona en la que en principio no hay un conflicto activo pero donde en cualquier momento puede saltar la chispa en algún enfrentamiento con Hizbulah.

Otros argumentaban que el general iba escoltado por militares libaneses e indios con fusiles, y que tampoco es habitual que un oficial general tenga que usar el arma. Pero, en general, la fotografía suscitó no pocos comentarios, lamentando que un general de Brigada ofrezca esa imagen.

A eso se añadieron los comentarios sobre la posición de la pistola. Es costumbre entre ciertos oficiales y oficiales generales veteranos llevar el arma corta, no en la cadera de su mano dominante, sino al revés. Es decir, si son diestros, llevan la pistola en el costado izquierdo, enfundada con la culata hacia delante. Esa posición, y cómo tendrían que desenfundar en caso necesario, provoca algunos chascarrillos de que, más que sacar una pistola, parece que están desenvainando una espada.

 

Lo habitual entre militares y policías es que, si son diestros, lleven la pistola en su costado derecho, en la cintura, la cadera o incluso la parte superior del muslo, colocada a la altura que más cómoda les resulte para desenfundar de la forma más sencilla y cómoda en cualquier situación de urgencia.

España 1-1 Alemania
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

España primera de grupo
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?