El Chivato

El Gobierno se dejó un recuerdo de Franco en el Valle de los Caídos

Verja de acceso al Valle de los Caídos.
photo_cameraVerja de acceso al Valle de los Caídos.

Los restos mortales de Francisco Franco han dejado de reposar en el Valle de los Caídos casi 44 años después de ser enterrados. El Gobierno de España concluyó el 24 de octubre el proceso de exhumación y reinhumación en el panteón del cementerio de Mingorrubio-El Pardo.

“Cuando el Valle vuelva a abrir sus puertas, quienes accedan se van a encontrar con un lugar distinto. Porque desde hoy quienes yacen son ya todos víctimas, sólo víctimas”, proclamó solemnemente Pedro Sánchez desde el Palacio de la Moncloa, donde también destacó que se había puesto fin “a una afrenta moral como es el enaltecimiento de la figura de un dictador en un espacio público”.

La lápida de Francisco Franco detrás del altar de la basílica ha sido reemplazada por losas de mármol.

Sin embargo, tal y como ha podido comprobar El Chivato, el Gobierno no ha borrado todos los rastros del dictador en el Valle.

Un recuerdo destacado de Franco continúa aún bien visible en la misma entrada al recinto. La puerta de acceso consta de tres cuerpos. La central tiene dos pilares que enmarcan una verja de dos hojas, coronada con una crestería en la que se ve un águila bicéfala y dos escudos.

Desde el exterior, a la derecha y bajo el ala de esa águila, aparece el escudo de la Orden de San Benito, ya que son monjes benedictinos los que se encuentran en la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

Y a la izquierda, pese a la exhumación, continúa el escudo de armas de Franco.

Por su condición de fundador del monumento, inaugurado en 1959, se colocó allí el escudo heráldico de Franco, que está formado por dos dragantes (cabezas de dragón con la boca abierta) y dos columnas de Hércules, con una corona militar de caudillaje y alrededor la Cruz Laureada de San Fernando.

Por el momento no se ha llevado a cabo ninguna actuación para retirar el escudo de Franco, precisamente el mismo que lucía en el pendón que los nietos del dictador colocaron sobre el ataúd cuando lo sacaron a hombros de la Basílica del Valle de los Caídos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?