El Chivato

El hospital militar Gómez Ulla tiene problemas de filtraciones

Hospital Central de la Defensa ‘Gomez Ulla.’
photo_camera Hospital Central de la Defensa ‘Gomez Ulla.’

El edificio del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla destaca en el distrito de Carabanchel por su altura: supera las 20 plantas. En 1896 se inauguró el primer hospital, que fue reconstruido después de la Guerra Civil, en 1941.

El actual edificio entró en servicio en 1979, y algunas dependencias del centro permanecen prácticamente sin retocar desde entonces.

Le cuentan a El Chivato que el deterioro por el paso del tiempo ha terminado provocando filtraciones de agua, en un hospital al que la ministra Margarita Robles le añadió recientemente en el nombre de “Centro de Vida y Esperanza”, por su papel en la lucha contra la epidemia de coronavirus.

La Inspección General de Sanidad de la Defensa (que tiene su sede en las mismas instalaciones que el hospital) ha sacado a licitación un contrato de obras para “adecuación de vestuarios” en el hospital, con un valor estimado de 286.000 euros.

El objeto es renovar el aseo del vestuario masculino del personal, que, según explica la Inspección de Sanidad, se encuentra “en el mismo estado original en que se construyó el Hospital hace más de 40 años”.

El problema es que se han detectado “numerosos problemas de filtraciones de agua de duchas e inodoros”, que desde el vestuario masculino “caen en zona de cocina”.

Además, los techos se hallan “en un estado de deterioro impropio de la instalación de que se trata y los problemas continuos de atascos y olores recomiendan su sustitución a nuevos debido al deterioro por el uso y paso del tiempo”.

Las obras comenzarán con la demolición de alicatados, suelos, techos y aparatos sanitarios, y se realizará la instalación nueva de fontanería, saneamiento, electricidad y alumbrado. Para frenar el problema de las goteras de las duchas e inodoros a las cocinas, “se impermeabilizará la zona de duchas y se pondrá el solado nuevo”.

También se montarán cabinas de panel fenólico nuevas, y en los vestuarios “se sustituirá el falso techo y alumbrado actual por otro desmontable e iluminación tipo pantallas de led”.

 

En este caso, el problema para el Gómez Ulla es de tipo físico, de estructura, aunque en los últimos tiempos el hospital militar se ha enfrentado a distintas polémicas, incluyendo ceses y despidos de algunos responsables. El caso más reciente es la investigación de un juzgado togado y de la Guardia Civil sobre un médico militar, un teniente, y sus acreditaciones profesionales, que ya se contó en estas páginas.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable