El Chivato

El diputado Errejón ha dejado muy poca huella en el Congreso

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias (Foto: Dani Pozo).
photo_cameraÍñigo Errejón y Pablo Iglesias (Foto: Dani Pozo).

Tras anunciar su intención de presentarse a las elecciones autonómicas con la plataforma Más Madrid y no como candidato de Podemos, Íñigo Errejón decidió renunciar al acta de diputado en el Congreso.

El ex número dos del partido morado cierra así un ciclo de tres años en las Cortes Generales, desde que tomó posesión con sus compañeros de Podemos en enero de 2016, tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015 en las que irrumpieron en el hemiciclo con 69 escaños.

El Chivato ha podido comprobar que, en estos tres años, Errejón ha dejado muy poca huella en la cámara baja. Al menos, en lo que se refiere al currículum o balance del trabajo parlamentario desarrollado como diputado.

Íñigo Errejón comenzó su andadura en la Carrera de San Jerónimo como portavoz parlamentario de su grupo, un puesto de responsabilidad y gran visibilidad. Pero en febrero de 2017, Pablo Iglesias le sustituyó por Irene Montero tras la Asamblea de Vistalegre II en la que Errejón perdió frente al líder del partido.

Desde entonces, desplazado de la primera a la segunda fila de la bancada de Unidos Podemos, ha tenido un papel mucho más discreto, en el que apenas ha tenido actividad concreta.

En total, en tres años ha realizado seis preguntas orales en sesiones de control al Gobierno (frente a las 26 de Pablo Iglesias), y ha registrado nueve preguntas escritas y una solicitud de informes.

En cuanto a las veces que ha tomado la palabra para intervenir, han sido 41 intervenciones, incluidas las preguntas orales, bien en el pleno, bien en alguna de las comisiones del Congreso (como la Comisión Constitucional y la de investigación sobre la financiación ilegal del PP) de las que era miembro hasta que este pasado lunes puso fin a su etapa de diputado.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?