El Chivato

Interior se inhibe sobre la incursión a la casa rural de Pablo Iglesias

La vivienda de Pablo Iglesias.
photo_camera La vivienda de Pablo Iglesias.

Las casas le han provocado más de un dolor de cabeza a Pablo Iglesias. Sin duda, su carrera política tuvo un antes y un después en mayo de 2018, cuando se conoció que él e Irene Montero habían comprado un chalet con jardín en la urbanización La Navata, en el municipio madrileño de Galapagar.

La vivienda se convirtió en 2020 en objeto de protestas y manifestaciones casi diarias, lo que obligó al Ministerio del Interior a ampliar la protección sobre el entonces vicepresidente, la ministra de Igualdad y sus hijos.

Pero Iglesias ha tenido también problemas con otra vivienda. En octubre de 2020, el suplemento ‘La Otra Crónica’, de El Mundo, desveló que el entonces líder de Podemos había presentado una denuncia ante la Policía Nacional, al detectar que alguien había tratado de forzar una contraventana de la vivienda que posee en Casavieja, un pueblo de la provincia de Ávila.

ECD había publicado en 2014 fotos exclusivas de esa casa en el campo. Se trata de una pequeña vivienda de madera, de unos 50 metros cuadrados y una sola planta, que se autoabastece de agua y electricidad con un depósito y placas solares. Iglesias pasaba allí vacaciones y fines de semana, y no se libró de polémicas sobre su legalidad.

Pues bien. El Chivato ha podido comprobar que a la Dirección General de la Guardia Civil llegó hace unos meses una consulta sobre esa denuncia de Pablo Iglesias por los daños que descubrió en la contraventana de su casa en el campo.

En noviembre de 2021, un particular presentó una solicitud, al amparo de la Ley de Transparencia, para saber “en qué estado se encuentra la denuncia presentada el 3 de junio de 2020 a las 11:54 en las dependencias de D.A.O. - Comisaría Congreso por el señor Pablo Iglesias Turrión. Se trata de la denuncia por, literalmente, daños ocasionados en vivienda a las 11:30 del día 1 de junio de 2020 en Casavieja, Ávila”.

El solicitante quería conocer “si el Ayuntamiento tiene constancia de esa denuncia”, “si se ha pedido algún tipo de información desde instancias judiciales o policiales, si se ha podido identificar al autor de los hechos, si saben en qué Juzgado o fiscalía está el caso, si se han archivado, si consta algún tipo de sanción por este delito de daños, qué actuaciones se han practicado desde el Ayuntamiento en relación a esos hechos, fotografías de los daños registrados, solicito saber si hay casos de okupación en el municipio y cualquier otra información que obre en poder de la Policía sobre ese inmueble”.

La Dirección General de la Guardia Civil respondió a la petición de información echando balones fuera. A lo largo de tres páginas, explicó por qué no podía desvelar nada sobre ese incidente en la casa de campo de Pablo Iglesias.

Sí admitió que la Guardia Civil habría actuado como policía judicial en este caso, al estar Casavieja en una zona competencia de este cuerpo, y no de la Policía Nacional. Pero a continuación señala que “puesto que las funciones de policía judicial son de carácter de auxilio de la Autoridad Judicial o del Ministerio Fiscal, tal y como se ha detallado con anterioridad, al haber sido las diligencias instruidas y puestas a disposición de tales autoridades, las mismas ya no obran en poder de la policía judicial”.

 

Los informes y documentos sobre el caso “obran en poder del Juzgado o Tribunal correspondiente”, por lo que la Guardia Civil apunta que la solicitud debería ir dirigida a ese tribunal, que debería decidir si facilitar o no la información, y no a la policía judicial.

En la misma resolución, sin embargo, la Dirección General de la Guardia Civil asegura que la petición se deniega por concurrir varios límites contemplados en la Ley de Transparencia: el perjuicio a la seguridad pública, la prevención, investigación y sanción de los ilícitos penales, administrativos o disciplinarios, y el perjuicio del secreto profesional.

Es la segunda resolución que la Guardia Civil emite sobre esta misma consulta. Ya en abril de 2021 dio idéntica respuesta a una pregunta sobre la vivienda de Pablo Iglesias en Casavieja.

Por cierto, que la resolución va firmada por el general José Manuel Santiago, famoso por decir que la Guardia Civil estaba tratando de minimizar el clima contrario a la gestión de la crisis del coronavirus por parte del Gobierno. El general Santiago es ahora jefe del gabinete técnico de la directora general de la Guardia Civil.

Termina el voto rogado. Ahora será más sencillo votar desde el extranjero a 2 millones de españoles

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?