El Chivato

Una investigación: Madrid no tiene rastreadores civiles

Isabel Díaz Ayuso
photo_cameraIsabel Díaz Ayuso

Madrid no tiene rastreadores civiles. Es la conclusión a que ha llegado El Chivato, después de indagar a distintos niveles. No hay constancia de que existan rastreadores no militares vigilando los positivos por Covid-19 y alertando a su círculo de contactos.

El Chivato ha comprobado que los hay en otras comunidades, como Galicia, y en otras ciudades, como Zamora por citar una, en las que sí se realiza el seguimiento de los contagios: los pacientes son llamados por los rastreadores para labores de investigación y avisos pertinentes.

Los rastreadores de carácter civil no dependen de los hospitales ni de los centros de atención primaria, sino de las consejerías de Sanidad. La de Madrid se ha abstenido de dar datos concretos. Salud Pública ni confirma ni desmiente que existan; simplemente ha eludido hacer cualquier tipo comentario sobre este asunto.

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) ha denunciado en repetidas ocasiones la falta absoluta de rastreadores. Llevan meses avisando de que hay que contratarlos. La Administración les ha hecho promesas, e incluso les han asegurado que se han abierto concursos públicos con varias empresas para resolver este problema, pero finalmente los concursos no se han celebrado. No se ha contratado rastreadores.

La realidad, dicen, es que nadie llama a nadie, salvo los médicos y algunos vecinos.

El último informe epidemiológico de vigilancia de Covid 19, emitido por la Comunidad de Madrid el pasado 22 de septiembre de 2020, establece que “todos los nuevos rastreadores deben recibir información práctica (taller) de carácter presencial y son monitorizados por un Jefe de Equipo experto en epidemiología de campo.”

Pero ¿quién está formando a los rastreadores? No hay constancia de que esto ocurra y más bien los hechos e informaciones recopilados apuntan a todo lo contrario. Si realmente ha habido incorporación de rastreadores, no se les está dado formación, ni reciben indicación alguna sobre como desempeñar sus funciones de rastreo e investigación. Si alguno se ha incorporado, tiene que haber sido sin recibir formación.

El País publicó el 6 de agosto que el Hospital Clínico San Carlos ha gastado 3.599,75 euros en mobiliario para habilitar salas de trabajo destinadas a los rastreadores. El Chivato se ha puesto en contacto con dicho hospital, y la respuesta ha sido: “A día de hoy, no se ha hecho ninguna reforma estructural en este sentido para albergar a ningún grupo de rastreadores.”

La Universidad Complutense de Madrid realizó hace pocos meses un llamamiento para captar alumnos como rastreadores voluntarios. No se sabe cuántos se han presentado, pero consta que la Universidad no ha organizado ningún curso de formación para ellos.

Centros de salud de Torrejón de Ardoz, Parla y Villaverde confirman que no tienen constancia de que existan los rastreadores. Ninguno de los centros de atención primaria con más alto índice de Covid tienen contacto con rastreadores. Los centros dicen que no saben si realmente existen: “Ni están ni se les espera”, concluyen.

¿La consecuencia? Que no hay profesionales formados para realizar tareas de seguimiento telefónico. ¿Y quién realiza la función de rastreo? Por lo que cuentan los centros de salud, son los propios médicos de cada centro los que ejercen estas funciones, todo ello en una situación de precariedad laboral absoluta, sin medios, y sin la posibilidad de rastrear fuera del núcleo familiar.

A eso hay que sumar la falta de médicos, y que los pocos que hay no dan abasto con las consultas. Aún así, son los únicos que ejercen las funciones de rastreo con sus pacientes. Y muchos de los propios pacientes también ejercen estas labores por su cuenta, realizando ellos mismos llamadas al centro para alertar a los médicos de posibles casos positivos, o para informar, en caso de ser positivos, con quién han estado en contacto.

Por lo que El Chivato ha podido averiguar, nadie está recibiendo en Madrid llamadas de rastreadores como tales.

A su vez, los centros confirman que Salud Pública les informa exclusivamente de los casos positivos en centros escolares. Les notifican a través de un listado qué niños han dado positivo en los colegios, para que el centro los cite y hacerles la prueba PCR. Nada más. Esas son todas las noticias que tienen por parte de la Consejería de Sanidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?