El Chivato

El porqué de las lágrimas de Irene Montero: está muy tocada por las críticas del feminismo

Irene Montero en la sede del Ministerio de Igualdad
photo_camera Irene Montero en la sede del Ministerio de Igualdad

Las lágrimas de la ministra de Igualdad, Irene Montero, fueron las protagonistas de la última ceremonia de entrega de reconocimientos con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, celebrada el pasado miércoles en la sede del Ministerio.  

La número dos de Unidas Podemos rompió a llorar en pleno discurso tras la intervención de la delegada del Gobierno para la eliminación de la violencia de género, Victoria Rosell. Un discurso, con un profundo trasfondo social, en el que se podía apreciar cómo se le entrecortaba la voz a una ministra visiblemente afectada y con lágrimas en las mejillas

Montero quiso reconocer desde un primer momento la labor del “movimiento feminista y a las redes de mujeres”. Aseguró que el “patriarcado” quiere a las mujeres “en soledad”. “Nos quiere sintiendo el dolor en soledad, incapaces de reconocer la violencia contra nosotras y aterrorizadas ante la posibilidad de hablar”, dijo la número dos de la formación morada. 

La ministra destacó que “solo en común” se pueden lograr las cosas, al tiempo que lanzó un mensaje dirigido al movimiento feminista: “Este Ministerio es el de todas las mujeres y existe gracias al movimiento feminista. Es una mano que suma a las manos de millones de mujeres en defensa de la vida".

“No digo estas palabras con ingenuidad” aseveraba Montero, justo en el momento en el que se le quebraba la voz y rompía a llorar.  

El Chivato ha podido saber por una persona cercana a Irene Montero que la tristeza ya acompañaba a la ministra incluso antes de llegar a acto. Montero apareció en el Ministerio este miércoles con un semblante afligido, extraordinariamente serio. De hecho, alguno de sus más cercanos, preocupado, quiso saber qué era lo que le pasaba.

Ante las insistentes preguntas de su equipo, la titular de Igualdad se sinceró y mencionó la considerable presión que ha sentido en los últimos días por parte de algunos sectores y organizaciones feministas que critican la labor de la ministra, en asuntos como la Ley Trans. Se quejó de los ataques sufridos, provenientes precisamente de grupos progresistas.

Hay que recordar que algunos movimientos feministas rechazan que se introduzca en la legislación el concepto de “autodeterminación de género” en sustitución del término “sexo biológico” como “hecho real sobre el que se construye la discriminación de las mujeres” explican desde esas organizaciones al tiempo que critican la escasa implicación de Montero en los asuntos más urgentes del colectivo.

Las lágrimas de Irene Montero fueron fruto por tanto, explican desde su entorno, del duro momento que atraviesa, con ataques afilados y contundentes desde un sector muy sensible a Unidas Podemos.

Advertisement

El vídeo del día

ATA cree que prórroga de cese de actividad “mejora protección de autónomos”.
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable