El Chivato

Las malas compañías de Isabel Bonig

Isabel Bonig, junto a Eusebio Monzó, Vicente Igual, María Jesús Puchalt, Cristóbal Grau y José María Chiquillo.
photo_cameraIsabel Bonig, junto a Eusebio Monzó, Vicente Igual, María Jesús Puchalt, Cristóbal Grau y José María Chiquillo.

La polémica en torno al máster de Cifuentes está provocando más tensiones de las esperadas dentro del PP. La Convención Nacional de Sevilla estuvo marcada por este asunto y, desde finales de la semana pasada, la dirección del partido ha recomendado a los cargos orgánicos que revisen su currículum para evitar nuevos ataques de la oposición.

Este mensaje no solo ha llegado a los representantes del PP en Madrid, sino también a los del resto de comunidades autónomas. La cautela, por tanto, se ha instalado en las filas populares. Precisamente por ese motivo, no ha pasado inadvertido un importante “descuido” protagonizado por Isabel Bonig el pasado lunes.

Tal y como ha podido confirmar El Chivato, la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana acudió hace cuatro días a la misa solemne que se celebró en la catedral de Valencia en honor al patrón de la región: San Vicente Ferrer. La dirigente popular, no obstante, se sentó “donde no debía”, en opinión de sus propios compañeros.

Bonig se dejó fotografiar, en el banco donde estaba sentada, junto a Eusebio Monzó, portavoz del PP en Valencia que estuvo a su lado durante la ceremonia, y con el diputado nacional José María Chiquillo; pero también con los imputados Vicente Igual, María Jesús Puchalt y Cristóbal Grau.

La instantánea ha circulado desde comienzos de semana entre militantes ‘populares’ generando comentarios recurrentes sobre “las malas compañías” que se ha buscado la dirigente autonómica del PP en un acto en el que había muchos periodistas y también vecinos de la ciudad, que tampoco han pasado por alto con quién estaba sentada Bonig.

Vea, a continuación, la fotografía de la polémica:


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo