El Chivato

Los ministros no se creen la reunión de Biden con Sánchez…hasta que lo vean

Consejo de Ministros.
photo_camera Consejo de Ministros.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantendrá reuniones bilaterales esta semana con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con el rey Felipe VI en su viaje a Madrid para la cumbre de la OTAN, según anunció hace unos días un alto cargo de la Administración americana.

Hasta entonces, el Gobierno español no había confirmado que esa reunión fuera a producirse, ni siquiera después de la llamada telefónica que mantuvieron ambos la semana pasada. Pero Moncloa añadió, horas después de ese contacto, que Sánchez mantendrá el encuentro bilateral con Biden este martes a primera hora de la tarde.

Moncloa se ha propuesto que la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid los días 29 y 30 de junio sea un espaldarazo político a Pedro Sánchez. El presidente, que atraviesa por un contexto político adverso y tras el batacazo del PSOE en las elecciones andaluzas, anhela un encuentro a solas con su homólogo estadounidense.

Pese al anuncio de la Casa Blanca y de La Moncloa, en algunos ministerios se ha instalado la prudencia y se ha recibido el anuncio con escepticismo. De hecho, no está aclaran si Biden hará hueco finalmente a Sánchez para mantener un encuentro privado.

El Chivato ha podido escuchar a varios miembros del Gobierno recordar que Moncloa vendió hace un año, por orden del entonces jefe de gabinete del presidente, Iván Redondo, un encuentro con Biden que hasta apareció en la agenda de Sánchez, pero que después quedó reducido a un leve intercambio informal, pactado ante las cámaras, caminando veinte metros.

En el Ejecutivo hubo entonces decepción por el revés de la administración norteamericana: el Gobierno de EEUU cambió a última hora el guion del encuentro pactado con Moncloa en aquella cumbre de la OTAN en Bruselas. El acuerdo al que llegaron los equipos era “una reunión de diez minutos”.

En algunos ministerios, El Chivato ha podido escuchar que altos cargos del Ejecutivo han aprendido del error que supuso elevar las expectativas sobre una cita con el presidente de EEUU.

Se quiere evitar otro fiasco, en forma de saludo informal de unos segundos, como el escenificado en Bruselas en junio del año pasado, y en Roma cuatro meses después en una cita del G20. “Si luego sale todo bien, pues ya lo venderemos, pero no antes. Por si acaso…”, advierte un ministro.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?