El Chivato

La odisea de la pareja que se iba a casar en el Valle de los Caídos

Valle de los Caídos.
photo_cameraValle de los Caídos.

Hasta el verano del año pasado no solía haber problemas de fechas. Apenas se celebraban unas diez bodas al año en el Valle de los Caídos. Pero el anuncio de la exhumación de Franco provocó que el interés por contraer matrimonio en la basílica donde se encuentra la tumba del dictador se disparase.

El Chivato ha podido conocer la historia de una pareja que había planeado su boda para el pasado sábado en el Valle de los Caídos.

Los nervios de los novios comenzaron a aflorar hace menos de un mes, cuando las noticias sobre la exhumación de Franco indicaban que la operación era cada vez más inminente.

En ese momento, la novia tomó la iniciativa y se puso en contacto con el prior, el Padre Santiago Cantera. Le trasladó su inquietud por toda la situación que rodeaba al Valle de los Caídos.

Tras la conversación, quedó más tranquila. Se le transmitió que este tipo de eventos se respetan y que, por lo tanto, no debía haber ningún problema para celebrar la boda cerrada con tanta antelación.

Pero pasaban los días y las noticias sobre la exhumación de Franco no dejaban de sucederse en los medios de comunicación. Comenzó a barajarse con fuerza la fecha del 22 de octubre como día más probable para llevar a cabo la operación… y el enlace estaba previsto para el día 19.

Finalmente, el Gobierno ordenó hace una semana cerrar las puertas de la Basílica del Valle de los Caídos hasta que se produjera la exhumación y traslado de los restos del dictador, algo que se producirá finalmente este jueves.

En ese momento la pareja, desolada, se pone en contacto con el prior, que les ofrece celebrar la ceremonia en la hospedería. Pero esa solución no acaba de convencer a los novios. Primero, por motivos de espacio: el escenario quedaba pequeño para los más de 100 invitados que habían confirmado su presencia.

Por si esto fuera poco, la pareja también tuvo en cuenta otro gran inconveniente. El Valle de los Caídos llevaba varios días tomado por la Guardia Civil y por los periodistas. Incluso existía el riesgo de que se registrasen protestas de grupos de ultraderecha contra la exhumación que enturbiasen el ambiente. No era el escenario, ni por asomo, que habían planeado para uno de los días más importantes de su vida.

Pero el tiempo corría en su contra. Debían encontrar un nuevo lugar para la ceremonia… en menos de una semana. El caos era total.

Después de intensas gestiones, pudieron celebrar el enlace, sin mayores sobresaltos, en una parroquia en El Escorial, al norte de Madrid. La ceremonia se celebró a unos 20 kilómetros del Valle de los Caídos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?