El Chivato

Eduardo Inda, Bieito Rubido, Francisco Rosell

“Ojalá Pedro Sánchez nos lleve a juicio a los medios”

Pedro Sánchez, en el Congreso.
photo_cameraPedro Sánchez, en el Congreso.

El pasado jueves, mientras las redacciones de los medios de comunicación trabajaban para descifrar el contenido de la tesis doctoral de Pedro Sánchez, en la sede de algunas editoras recibieron un burofax remitido desde La Moncloa.

El presidente del Gobierno, en calidad de ciudadano, envió un comunicado a los diarios El Mundo, ABC y Okdiario exigiendo que se retractasen de las informaciones publicadas durante la última semana sobre las presuntas irregularidades de su tesis doctoral. 

En caso contrario, el secretario general del PSOE se reservaba su derecho a emprender las acciones legales que considerara oportunas en “defensa de su honor y dignidad”.

El pasado domingo Ana Pastor entrevistó al presidente del Gobierno en el programa que la periodista presenta en La Sexta, El Objetivo. Ante la negativa de los tres periódicos de retractarse –más bien, todo lo contrario: se han ratificado en sus informaciones- la presentadora quiso saber si había decidido querellarse contra estos medios.

El presidente descartó la querella porque “cree en la pluralidad informativa”, dijo. Sin embargo añadió que “sí va a interponer una demanda porque su honor ha sido mancillado”.

Fuentes internas explican a El Chivato que directivos de los medios de comunicación afectados sospechan que las amenazas de Pedro Sánchez se van a quedar en papel mojado. Pese a ello, confiesan un deseo oculto: “ojalá el presidente nos lleve a juicio”.

Preguntados por los motivos de esta pretensión, responden: “no hay nada mejor para un medio de comunicación que el Gobierno se posicione en tu contra en los tribunales”.

Y recuerdan cuando, años atrás, otros presidentes de la democracia intentaron acallar a los medios, sin demasiado éxito. Uno de ellos fue El Mundo que en aquel momento dirigía Pedro J. Ramírez.

El 13 de febrero de 1990 la Fiscalía General del Estado anunció una querella contra cinco periodistas de El Mundo, Melchor Miralles, Pedro Tena, Fernando Garea, Juan Carlos Escudier y Carlos Salas, por un delito de calumnias contra el Gobierno por el caso Juan Guerra. En esa información se aseguraba que el propio consejo de ministros había dado su visto bueno a otorgar subvenciones al hermano del vicepresidente, citado –decían- con nombre y apellidos.

Aquel enfrentamiento con Moncloa por vía judicial provocó un sustancioso incremento en las ventas del rotativo y una notoriedad amplísima. Hubo incluso un comunicado conjunto de solidaridad, firmado por la competencia: El País, ABC, El Independiente y el diario Ya.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes