El Chivato

A la Patrulla Águila le falta humo rojo y amarillo para dibujar la bandera de España

Patrulla Águila durante un desfile del 12 de octubre.
photo_cameraPatrulla Águila durante un desfile del 12 de octubre.

La previsión de una segunda ola de la epidemia de coronavirus obligó al Ministerio de Defensa a anunciar en verano que este 12 de octubre no habría desfile militar en Madrid. El acto quedaba reducido a una parada en el Patio de la Armería del Palacio Real.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Dado ese formato reducido, se estudió hasta el final si incluir o no a la Patrulla Águila, uno de los ‘clásicos’ de los desfiles de la Fiesta Nacional, para que hiciera una pasada por Madrid y dibujara la bandera de España.

Finalmente la patrulla acrobática de aviones del Ejército del Aire sí tomó parte del acto militar que presidió el rey Felipe, y que contó con la presencia de Pedro Sánchez y sus ministros.

Los aviones C-101 dibujaron en el cielo de Madrid las rayas para formar una gran bandera de España, si bien se produjeron algunos fallos: humo blanco en vez de rojo en algún caso, el amarillo muy blanquecino... Lo cierto que se esta pasada la hicieron aprovechando las últimas existencias de material.

Efectivamente, El Chivato ha podido comprobar que ahora mismo la Base Aérea de San Javier (Murcia) tiene en marcha un concurso público para contratar el “suministro de material necesario para la generación de humos de color para los aviones de la Patrulla Águila”.

Concretamente, la base donde se ubica la patrulla necesita el material para producir humos tanto de color amarillo como de rojo. Se trata de un líquido que al mezclarse en el motor con gasoil y queroseno provoca humo de ese determinado color.

La licitación tiene un presupuesto de 35.150 euros y se divide en dos lotes: uno incluye cuatro bidones de 200 kilos (800 kilos en total) de “líquido Unisol Liquid Red BNMHF”, y el otro son dos bidones de 200 kilos (400, por tanto) de “líquido Unisol Liquid Yellow BNMHF”, ambos del United Colour Manufacturing, aunque se admite un producto de equivalentes características.

La Patrulla Águila participa en desfiles (12 de octubre, Día de las Fuerzas Armadas), festivales aéreos y otros eventos civiles y militares. Este año, sin embargo, el coronavirus ha impedido desarrollar su calendario anual de exhibiciones, muchas de ellas internacionales.

Además, semanas antes del estado de alarma la patrulla perdió a su piloto “Águila 5”, el “solo” que hacía las acrobacias más arriesgadas. El comandante Eduardo Garvalena murió al estrellarse con su avión en el mar, durante un entrenamiento. Meses antes falleció por el mismo motivo Francisco Marín, que había ocupado el mismo puesto.

Estos siniestros con los aviones C-101 llevaron al Ejército del Aire a suspender su calendario de exhibiciones, para revisar el plan de adiestramiento y la carga de trabajo de los pilotos de la Patrulla Águila, que está pendiente de recibir nuevos aviones suizos Pilatus PC-21. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes