El Chivato

“A Paz y Elena les puede pasar en el CNI como a Soraya y Cospedal”

La ministra de Defensa, Margarita Robles y Paz Esteban, nueva jefa del CNI. Rubén Somonte.
photo_cameraLa ministra de Defensa, Margarita Robles y Paz Esteban, nueva jefa del CNI. Rubén Somonte.

Desde que, la semana pasada, se produjera el cese del general Félix Sanz Roldán como director del Centro Nacional de Inteligencia, no han dejado de aparecer noticias sobre quién puede ser el sucesor para estar al mando de los espías españoles.

La favorita es la actual secretaria general del CNI, Paz Esteban, que ha tomado las riendas del Centro de forma interina, hasta que se forme nuevo Gobierno en España y se nombre, de forma definitiva, nuevo director.

Número dos de Sanz Roldán durante esta última etapa, y en la Casa desde hace 35 años, Esteban tiene “muy buenas cartas” para convertirse en directora. No obstante, explican a El Chivato fuentes de los servicios de Inteligencia, “va a tener una poderosa rival, y también mano derecha de Félix”.

Se refieren a Elena Sánchez, secretaria general del CNI, con Félix Sanz Roldán al frente, de 2008 a 2012. Es decir: durante la última legislatura del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

El hándicap está en que, desde abril del año pasado, es responsable de seguridad del Banco Santander. Pese a ello, “si ella quiere y le llaman, se puede gestionar rápido su regreso a la Casa sin demasiados problemas”.

Las dos últimas “manos derechas” de Félix Sanz Roldán son, por tanto, las que, al menos sobre el papel, tienen más opciones de asumir la dirección del Centro. Sobre todo, teniendo en cuenta que “el Gobierno quiere que ese puesto lo ocupe una mujer”.

Sin embargo, existe una “tercera vía” que podría dar al traste con las aspiraciones de Paz y Sánchez. Se trata de Esperanza Casteleiro, actual directora de gabinete de Margarita Robles en Defensa. Su vinculación con la ministra, y su propia experiencia en la Casa, la convierten en la “tapada” para hacerse con la dirección.

Casteleiro ingresó en el CNI en 1983, y llegó a estar al frente de misiones fuera de España, además de ocupar, durante unos años, la secretaría general.

Desde el Centro dan muchas opciones a Casteleiro. Entre otras cosas, porque no está sufriendo el “desgaste” de las otras dos candidatas, que están de lleno en el foco mediático.

A Paz y Elena les puede pasar lo que a Soraya y Cospedal en el PP. Como ellas, son las 'número dos' más conocidas, pero pueden quedarse a las puertas”, dicen en el Centro.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable