El Chivato

Pedro Sánchez inclinó más la cabeza ante el rey

Pedro Sánchez inclina la cabeza ante el rey.
photo_cameraPedro Sánchez inclina la cabeza ante el rey.

“Un Estado en el que existe una cultura muy enraizada de aplicar recetas autoritarias a los problemas políticos" [...] El discurso que el rey Felipe VI pronunció el 3 de octubre de 2017 con motivo del referéndum catalán fue una de sus expresiones más evidentes. El monarca apeló claramente a conformar un bloque político y mediático capaz de profundizar en la contrarreforma autoritaria”.

Estas palabras de la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurúa, provocaron una bronca en el Congreso en la primera jornada de la investidura de Pedro Sánchez. PP, Vox y Cs reprocharon al presidente que no saliera a defender al rey ante estas palabras ofensivas, en las que se la acusaba de “autoritarismo”.

En estas páginas ya se informó que el equipo de Sánchez tenía la voluntad de recomponer la relación con la Casa del Rey, ante este desplante y otros gestos. De ahí que tratara -aunque al final se filtraron- de anunciar los nombres de los ministros a Felipe VI antes de que se hicieran públicos.

Dentro de esa estrategia de ‘cuidar al rey’, en el marco de un Gobierno de coalición con un partido antimonárquico como Podemos, a algunos socialistas no les ha pasado desapercibido un detalle del acto de promesa del cargo de Pedro Sánchez.

Según apuntan a El Chivato, en círculos socialistas y del Ejecutivo en funciones ha llamado la atención la especial inclinación de cabeza que hizo Sánchez ante el rey el miércoles, 8 de enero. Notaron que, en esta ocasión, el presidente del Gobierno inclinó la cabeza de forma más visible que en su anterior jura.

El protocolo de la jura o promesa del presidente (así como de los ministros) establece que, tras ser llamado, el presidente avanza desde el fondo del salón de audiencias del Palacio de la Zarzuela y se dirige a pronunciar su juramento o promesa en la mesa en la que está la Constitución, y si es el caso, la Biblia y el crucifijo.

Al pasar justo delante del rey, que se mantiene de pie ante la mesa, el alto cargo que jura o promete hace una inclinación de cabeza.

Cuando llegó a la Presidencia del Gobierno tras la moción de censura en junio de 2018, Sánchez apenas hizo un ligero movimiento con la cabeza hacia el rey, sin llegar a pararse ante él.

La semana pasada, sin embargo, Pedro Sánchez hizo mucho más pronunciado este gesto de respeto. No se limitó a inclinar ligeramente la cabeza mientras caminaba: se paró brevemente ante el rey, y dobló el cuello de forma mucho más visible.

No llegó, eso sí, a la inclinación de cabeza que mostró Mariano Rajoy en su jura en 2016, y que solía hacer cada vez que saludaba a Felipe VI.

En su libro, ‘Manual de resistencia’, Sánchez contó que en 2016 “se fraguó entre Felipe VI y yo una relación de complicidad que superó, y sigue superando a día de hoy, lo institucional [...] Conectamos de forma especial, confiamos el uno en el otro y se estableció una relación muy franca. Hablábamos por teléfono de manera regular. Una corriente de confianza mutua se estableció entre nosotros”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?