El Chivato

Las crónicas de Lucía Méndez sobre Podemos que precedieron a la indiscreción de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias presenta Spoilers.
photo_cameraPablo Iglesias presenta Spoilers.

“La cúpula y barones del PSOE vetan a Pablo Iglesias como ministro” (El Mundo, 23 de junio). “Pedro Sánchez no se fía de Pablo Iglesias porque ‘no controla ni su partido’” (El Mundo, 14 de julio).

Estos dos titulares y sus correspondientes crónicas están firmados por Lucía Méndez, corresponsal parlamentaria del periódico y ex directora de Opinión del citado diario. La periodista fue citada este jueves en una entrevista por uno de los protagonistas de esos textos: el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El líder de Podemos dijo textualmente: “El otro día Lucía Méndez me dijo en el Congreso: “el sistema, Pablo, no va a permitir que tú entres en el Gobierno ni que yo dirija un periódico””.

Rápidamente, la periodista reaccionó ante estas declaraciones, y aseguró que Iglesias había “desvelado, interpretado a su manera y utilizado en su beneficio” esa conversación privada que habían mantenido.

Apenas seis minutos después, el secretario general de Podemos le respondió pidiéndole disculpas y asegurando que “había mucha gente delante” cuando hablaban, por lo que no pensó “que fuera una conversación privada”.

El Chivato ha recabado las últimas informaciones de Lucía Méndez sobre Pablo Iglesias y Podemos, y se da la circunstancia de que las dos crónicas citadas tratan sobre qué opinaba el PSOE de Podemos los días previos a la investidura fallida de Pedro Sánchez.

El 23 de junio, Méndez recogía el mensaje que le habían transmitido fuentes socialistas: “la exigencia de Iglesias de ser ministro choca contra el PSOE”. La periodista comparaba la formación del Ejecutivo francés en 1981, cuando el líder del Partido Comunista, Georges Marchais, rehusó ser ministro alegando que “el jefe de un partido político no puede estar a las órdenes del jefe de otro partido político”.

Seguidamente, señalaba: “Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, no tiene el mismo criterio que Marchais, y exige entrar en el Gobierno de Pedro Sánchez como condición para negociar un acuerdo que allane la investidura del socialista”.

Méndez también informó del ambiente en Ferraz sobre las negociaciones con Podemos, lo que pensaban fuentes socialistas respecto de las pretensiones de Iglesias: “Pedro no quiere a Iglesias en el Gobierno por una razón fundamental de desconfianza. (…) Habría gestos y numeritos todos los días”.

Dos semanas después, a falta de diez días para la votación de investidura, Méndez publicó otra crónica política dominical. Esta vez concretaba que para Sánchez, Iglesias “no controla ni su partido”.

Aludía a una cuestión de fondo: que ambos dirigentes hablan “lenguajes distintos”: “Pedro Sánchez habla como presidente del Gobierno en funciones desde la responsabilidad institucional”, mientras que “Pablo Iglesias habla como líder de un partido a la baja que aspiró a todo y ahora quiere -legítimamente- sacar petróleo político de sus 42 escaños”.

Más adelante, señalaba dos cuestiones en las que PSOE y Podemos discrepan y que impedían, para las mismas fuentes, la formación de un Gobierno de coalición: Cataluña, y en concreto, una hipotética segunda aplicación del 155; y la política económica.

Hay que recordar, por último, que no se trata del primer encontronazo del líder de Podemos con un profesional del diario El Mundo. En 2016, causaron especial indignación sus palabras sobre el también redactor del periódico de Unidad Editorial Álvaro Carvajal, que por entonces cubría la actualidad del partido morado.

“Tengo que evitar que Álvaro Carvajal, que tiene aspecto de epistemólogo pero es un periodista de El Mundo, me saque el titular “Vamos a hacer que España se masturbe””, dijo Iglesias en una conferencia en la Universidad Complutense, un acto en el que se encontraba el propio Carvajal.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?