El Chivato

El PSOE, Podemos y la “puta reforma laboral”

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el acuerdo de presupuestos.
photo_camera Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el acuerdo de presupuestos.

La izquierda llega a las elecciones anticipadas del 28 de abril con el PSOE al alza en las encuestas tras su paso por el Gobierno, y con Podemos en caída y con su líder, Pablo Iglesias, fuera de juego por la baja de paternidad.

Los socialistas tratan de ganar votos a su derecha, entre los votantes de Ciudadanos, y a su izquierda, en el caladero de Podemos.

El PSOE es consciente de que puede recibir ataques desde el flanco izquierdo por una promesa a electoral que no ha llegado a cumplir en los ocho meses de Gobierno: la derogación de la reforma laboral aprobada por Mariano Rajoy.

El Chivato sido testigo de un encuentro de un destacado dirigente del Partido Socialista con militantes, pocos días después de que Sánchez anunciara elecciones para el 28-A, en  una agrupación socialista de distrito. Muchos afiliados expresaron sus reproches por no haber cumplido la promesa de “meter mano” a una reforma laboral que, a juicio de la izquierda, desprotege a los trabajadores y beneficia a las empresas.

Tras una de esas intervenciones indignadas, y dada la avalancha de quejas, el dirigente se defendió con un argumento: la reforma laboral no ha sido derogada por culpa de Podemos. “Querían todo o nada y al final nos hemos quedado sin nada”, lamentó amargamente.

“¡Por eso no tocamos la puta reforma laboral!”, concluyó. En ese momento, los afiliados arrancaron a aplaudir.

El vídeo del día

Ayuso cree que el nacionalismo catalán “se está hundiendo”.
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?