El Chivato

El PSOE recuerda que a Podemos “la gente del campo se la pela”

photo_camera Alberto Garzón.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha vuelto a situarse (a sí mismo y al Gobierno del que forma parte) en el foco de las críticas, tras asegurar al periódico ‘The Guardian’ que las ‘macrogranjas’ de explotación intensiva contaminan y generan una carne de mala calidad para su explotación.

El malestar generado no solo persiste desde hace días en el sector ganadero, sino que ha trascendido a la esfera política. Los barones del PSOE pero también los líderes regionales del Partido Popular y Ciudadanos e incluyendo al Gobierno, que ha dejado solo a su ministro, se han desmarcado de sus declaraciones por ser “a título personal”.

El Chivato ha podido escuchar a varios dirigentes socialistas recordar estos días, a raíz de la “metedura de pata” de Garzón, la respuesta que recibieron hace unos años de uno de los interlocutores del partido morado, que dejó perplejos a los representantes del PSOE y Ciudadanos que la escucharon en una reunión interna:

-- “¿La gente de pueblo? Me la pela. No tenemos ningún voto en las zonas rurales. Por eso nos da un poco igual que se puedan enfadar. Contad con nosotros”, declaró un miembro del partido morado sin medias tintas.

Se planteaba en ese momento la supresión de las Diputaciones provinciales como uno de los puntos estrella del acuerdo que alcanzaron PSOE y Ciudadanos para intentar una investidura de Pedro Sánchez en 2016, que finalmente resultó fallida. Estos organismos son especialmente valorados en los municipios más pequeños.

En efecto, los estudios demoscópicos confirman que las nuevas fuerzas políticas tienen sus caladeros principales en las grandes ciudades y franjas donde la vanguardia y el modernismo están instaurados. Unas circunstancias que no concurren en regiones eminentemente rurales.

De hecho, en las últimas elecciones generales, el voto rural favoreció en gran medida a las formaciones tradicionales. La suma de PP y PSOE alcanzó, de media, el 62% de los votos.

Por este motivo, la dirección estatal de Podemos ha hablado en varias ocasiones de priorizar la consolidación del voto en los nichos donde Podemos triunfa, es decir, en las grandes ciudades y capitales de provincia. Unos núcleos donde, efectivamente, la población no se va a ver afectada por una eliminación de las Diputaciones.

Estos organismos prestan servicios como la recogida y el tratamiento de residuos, la gestión de carreteras y de agua, la extinción de incendios, el transporte de viajeros y la administración de equipamientos culturales. Es, por tanto, una cuestión delicada no exenta de polémica.

 

Precisamente por eso, los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos sondearon a diputados de Podemos en el Congreso sobre esta cuestión. Querían conocer de primera mano si apoyarían, en una futura votación en el Congreso, la eliminación de estos organismos, evitar duplicidades y ahorrar costes a la Administración del Estado. Podemos no tenía dudas: a ellos no les iba a penalizar esa decisión porque en el campo apenas tienen simpatizantes.

Seis muertos en un incendio en una residencia en Moncada

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?