El Chivato

Si quiere optar a una plaza en el Cervantes de Sidney, páguese el viaje

El proceso de selección de una plaza de administrativo en el Instituto Cervantes de Sidney está resultando verdaderamente complicado. Como ya contó El Chivato, el puesto quedó vacante hace unos meses porque ninguno de los 50 candidatos que optaron a trabajar en las delegaciones de Tel Aviv y Sidney daban el perfil, según los responsables del proceso de selección.

Los directivos del Cervantes en la ciudad australiana abrieron de nuevo la convocatoria para cubrir esa plaza. Esta vez han sido 34 personas las que han enviado su solicitud, pero sólo tres cumplen los requisitos exigidos por el Cervantes.

Estos tres candidatos que pasaron el primer filtro tuvieron que realizar unas pruebas de selección el pasado miércoles y una entrevista personal ayer. Las pruebas y las entrevistas no tuvieron lugar en la sede central que el Instituto Cervantes tiene en Madrid, sino que los candidatos se debían presentar en el número 22 de City Road, en el barrio de Chippendale de Sidney.

Según ha podido saber El Chivato, el contratiempo mayor para los tres “finalistas” en la carrera por este puesto de trabajo es que el Instituto Cervantes no les pagó el viaje a las antípodas.

Por eso, cada aspirante se tuvo que abonar de su bolsillo el billete desde España hasta Sidney; un viaje a la otra punta del globo que, ida y vuelta, ronda la nada desdeñable cifra de 1.500 euros.

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?