El Chivato

Por qué Quim Torra quería saludar al rey en el Mobile

Quim Torra, president de la Generalitat
photo_cameraQuim Torra, president de la Generalitat

Quim Torra se negó el año pasado a recibir al rey a su llegada al Museu Nacional d’Art de Catalunya de Barcelona, donde presidió la cena de inauguración del Mobile World Congress (MWC).

El presidente de la Generalitat y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ausentaron del grupo de autoridades que estrecharon la mano al monarca.

Tras no participar en el besamanos, Torra y Colau saludaron a Felipe VI en el cóctel que precedió a la cena del MWC. Primero Ada Colau, y después Quim Torra, se acercaron al jefe del Estado para estrecharle la mano, sin presencia eso sí de los medios gráficos.

Pues bien. Los organizadores del Mobile han decidido finalmente cancelar la celebración de la feria tras la oleada de deserciones de grandes marcas tecnológicas. Una decisión que ha lamentado Quim Torra, no solo por los 500 millones de euros que el evento deja en Cataluña, sino también por otra razón de carácter más simbólico.

Según le ha llegado a El Chivato, el presidente de la Generalitat estaba deseando ver este año al rey en el Mobile. 

Hasta el punto de que algunos ejecutivos catalanes le habían llegado a escuchar, antes de conocerse la decisión definitiva de la GSMA, que lamentaría una cancelación de la feria de telefonía más importante del mundo porque frustraría ese encuentro con Felipe VI.

Torra comenta en privado que, como no podría ser de otra manera, las autoridades también deberían cumplir las medidas sanitarias establecidas por los organizadores del Mobile para evitar cualquier riesgo de contagio por el coronavirus.

Y una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud recogía que los asistentes no se saludasen con un apretón de manos. 

Esa medida hubiera permitido esta vez al presidente de la Generalitat visibilizar aún más su desplante a Felipe VI. “Si la OMS me prohíbe darle la mano al rey… pues habrá que cumplirlo, ¿no?”, ha bromeado. Cree que el saludo debería haberse limitado como mucho a un simple movimiento con la cabeza, pero sin ningún tipo de contacto físico.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes