El Chivato

Las anchoas, el rodaballo y los pimientos de Padrón que encantaron a Rajoy y Merkel

Merkel y Rajoy recorriendo el camino de Santiago.
photo_camera Merkel y Rajoy recorriendo el camino de Santiago.

La cumbre hispano alemana que se ha celebrado en Galicia ha dado lugar a varias anécdotas entre Merkel y Rajoy. Además de recorrer un tramo del Camino de Santiago, el presidente del Gobierno quiso mostrar lo mejor de la gastronomía de su tierra a la Canciller germana.

Para ello eligió un emblemático restaurante de Santiago de Compostela, El Pasaje. Este establecimiento situado en la Rua do Franco ofrece una destacada selección de pescados, carnes y mariscos, entre otras cosas.

Según le cuenta a El Chivato el responsable del local, la comida que ambos degustaron estuvo compuesta por productos típicos de Galicia: anchoas (una de las especialidades de la casa), quesos gallegos, pimientos de Padrón y rodaballo.

Todo ello regado con albariño y mencía, dos caldos de la tierra. Un menú que encantó a ambos jefes de gobierno y que el dueño de El Pasaje define como “normalísimo”.

Pese al amplio dispositivo de seguridad, Merkel y Rajoy se mostraron cercanos en todo momento. Esta sensación, explica el propietario, también se debe a que los dirigentes compartieron el salón con los clientes cotidianos. Repartidos en tres mesas, en una se sentaron los mandatarios y sus intérpretes; en las otras, las respectivas delegaciones.

La canciller y Rajoy incluso se sacaron alguna fotografía con los camareros del local, y Merkel se detuvo a charlar con una familia hispano alemana que se encontraba allí en ese momento. “Habrían pasado por personas normales y corrientes”, afirma el dueño del restaurante.

Ambos dirigentes causaron una grata impresión entre los trabajadores del local. El dueño de El Pasaje define al presidente como “un paisano de a pie, muy accesible”, sentimiento acrecentado por su condición de gallego.

Fue, sin embargo, la canciller alemana quien más le sorprendió: “Venden una imagen de dama de hierro y es una persona excepcional, muy amable”. Un ejemplo de esta cordialidad en el trato son los cumplidos que ambos hicieron (Merkel, hasta en tres ocasiones) a la cocina del restaurante.

En cuanto a la factura, todavía no está redactada siquiera. Desde el restaurante sostienen que Rajoy, como buen gallego, ha de ejercer de anfitrión y asumir la cuenta, por lo que la enviarán al Ministerio de la Presidencia próximamente.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable