El Chivato

La secretaria de Estado nombrada, cesada y vuelta a nombrar en quince días

Noelia Vera, portavoz de la ejecutiva de Podemos.
photo_cameraNoelia Vera, portavoz de la ejecutiva de Podemos.

La formación del nuevo Gobierno ha venido seguida por una catarata de ceses y nombramientos de altos cargos. Los nuevos ministros, tanto de Podemos como del PSOE, están formando sus equipos, y también los que siguen han cambiado algunas piezas.

Irene Montero, ministra de Igualdad, nombró número dos de su departamento a Noelia Vera, hasta entonces portavoz del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos. Como tal, comparecía cada semana tras las reuniones de la ejecutiva nacional del partido, junto a Pablo Echenique la mayoría de las veces.

El Chivato ha podido comprobar que Noelia Vera ha sido protagonista de un curioso, incluso extraño, movimiento de reales decretos en dos semanas.

Fue nombrada secretaria de Estado en el primer Consejo de Ministros en martes, el 14 de enero. El Boletín Oficial del Estado publicó al día siguiente el real decreto por el que se nombraba “Secretaria de Estado de Igualdad y para la Violencia de Género a doña Noelia Vera Ruiz-Herrera”.

Por eso, llama la atención que justo dos semanas después, Noelia Vera fuera cesada... y nombrada de nuevo.

Tal y como se puede comprobar, el BOE del 29 de enero recogió dos reales decretos referidos a Noelia Vera, aprobados en el Consejo de Ministros del martes 28.

En el Real Decreto 212/2020, Felipe VI -con la firma de Irene Montero como ministra que refrendaba ese acto- dispuso “el cese de doña Noelia Vera Ruiz-Herrera como Secretaria de Estado de Igualdad y para la Violencia de Género”.

Inmediatamente después, el BOE incluía el Real Decreto 216/2020 que venía “en nombrar Secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género a doña Noelia Vera Ruiz-Herrera”, de nuevo.

El único cambio perceptible, que puede explicar todo el movimiento, es que en su primer nombramiento el cargo de Noelia Vera era el de secretaria de Estado de Igualdad y -ahí estaría la clave- “para la Violencia de Género”, mientras que en el segundo se cita más adecuadamente la Secretaría de Estado de Igualdad y, ahora sí, “contra la Violencia de Género”: “contra”, en vez de “para”.

El cese a las dos semanas de ser nombrada y el nuevo nombramiento pasó desapercibido entre la avalancha de relevos y designaciones de secretarios de Estado, directores generales, directores de gabinetes y otros altos cargos de muchos ministerios que ese día publicó el BOE.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?