El Chivato

De los soldados rusos a la base de submarinos chinos en Barcelona

Submarino chino de la clase Song (Foto: SteKrueBe).
photo_camera Submarino chino de la clase Song (Foto: SteKrueBe).

El juez de instrucción número 1 de Barcelona ordenó la semana pasada la detención de varios empresarios que impulsaban el procés independentista en Cataluña, como David Madí y Xavier Vendrell, por desvío de fondos públicos.

El sumario del caso ha sacado a la luz pinchazos telefónicos que revelan que, en los tensos días de finales de octubre de 2017, a Carles Puigdemont le habrían llegado ofertas de traer un grupo de soldados de Rusia para defender la independencia de Cataluña, si se decidía a proclamarla y a enfrentarse a las instituciones del Estado por ello.

Las revelaciones han sido ridiculizadas, tanto por la Embajada de Rusia como por los independentistas, que aseguran que es “otro montaje” de la Guardia Civil y de la justicia, ahora especialmente rocambolesco.

El Chivato ha podido comprobar que, coincidiendo con esta polémica, hay quien ha recordado un episodio no muy conocido, pero revelador de que algunos independentistas buscaban aliados internacionales no sólo en Rusia.

Sucedió en los inicios del procés, en febrero de 2013. Un programa de TV3, ‘Singulars’, invitó a Jordi Molins, un físico e inversor, que propuso que la Generalitat ofreciese a China el puerto de Barcelona, o el de Tarragona, como base naval.

Consideraba que sería una oferta muy atractiva para el régimen chino, que tendría su primera base naval en el Mediterráneo para que atracaran allí sus buques de guerra, incluidos submarinos nucleares.

Lo planteó como una baza (lo resumió: como “llamar al primo de Zumosol”) con la que presionar a la UE para que reconociera y aceptase a Cataluña como nuevo estado miembro, ante la amenaza de tener una base china en el Mediterráneo occidental.

Precisamente con China trató de negociar el Govern de Puigdemont un préstamo inicial de 11.000 millones de euros con los que crear el Banco Central de Cataluña y poder financiar así el inicio del estado independiente.

La Policía Judicial de la Guardia Civil apuntó que sl frente de esos contactos habría estado Pere Aragonès, entonces secretario de Economía de la consejería de Oriol Junqueras, y ahora vicepresidente del Govern de la Generalitat y presidente real tras la inhabilitación de Quim Torra.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?