El Chivato

Los talibanes tienen más lanzacohetes múltiples que el Ejército español

Lanzadera múltiple BM-21 Grad montada en un camión
photo_camera Lanzadera múltiple BM-21 Grad montada en un camión

Parece que el Ejército del Emirato Islámico de Afganistán ya supera al español en una categoría importante: los talibanes tienen más lanzaderas de cohetes múltiples que el Ejército Español.

Recientemente, las cuentas en redes sociales de propaganda del Estado afgano publicaron fotos del material empleado en su ofensiva contra las facciones rebeldes de la región del Panshir. Entre los vehículos que tienen en su poder se encuentra un lanzacohetes múltiple de fabricación soviética BM-21 “Grad”.

Este armamento fue desarrollado durante los años 60 y, a pesar de estar desfasados, llevan de servicio desde entonces en antiguos países del Bloque del Este. Rusia mantiene 5.000 unidades en reserva. 

En el pasado, el vehículo fue ampliamente empleado en multitud de conflictos de la Guerra Fría, como la Guerra afgano-soviética. El dispositivo formó parte del material que la URSS envió a su satélite comunista en Kabul. 

Se desconocen las lanzaderas que fueron entregadas al régimen socialista afgano y las que capturaron los muyahidin durante la retirada de las tropas soviéticas. Sin embargo, en la prensa hay menciones sobre lanzaderas destruidas por la Alianza del Norte en su combate contra los Talibán en los 90. También, las tropas de la OTAN incautaron en 2016 cohetes del BM-21 a los insurgentes.

Aún con una sola lanzadera en su poder, los talibanes tienen una artillería de cohetes muy superior a la española, que no dispone de ninguna. Los 14 lanzacohetes múltiples Teruel que tenía el Ejército de Tierra en su arsenal fueron dados de baja en el año 2011. No se ha buscado un remplazo, y actualmente el Regimiento de Artillería Lanzacohetes de Campaña nº 63 sólo tiene obuses en sus depósitos.

En 2021, el Ejército de Tierra ha comenzado a buscar sistemas similares al Teruel que puedan equipar al regimiento y suplir la falta de armamento en el arma artillera. Esta falta de material se debe a los recortes de presupuesto surgidos por la anterior crisis económica, que afectaron a las Fuerzas Armadas en su conjunto.

Las lanzaderas permiten saturar una amplia zona con una gran potencia de fuego, algo que con la artillería tradicional (cañones y obuses) exige la concentración de gran cantidad de bocas. Los lanzacohetes múltiples, sin embargo, son mucho más caros de operar debido a su gasto de munición y el elevado coste de esta.

 

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes