El Chivato

La UME no está enfadada con Cataluña

Efectivos de la UME apagando un incendio en Cataluña
photo_camera Efectivos de la UME apagando un incendio en Cataluña

La Unidad Militar de Emergencias (UME) envió Cataluña más de 200 efectivos para sumarse a los trabajos de lucha contra el incendio forestal de la localidad tarraconense de Santa Coloma de Queralt, el pasado domingo 25.

Desde entonces circuló en redes sociales, e incluso algún medio de comunicación se hizo eco, que la Generalitat no había agradecido a los militares su colaboración a los militares, algo que sí habría hecho con el resto de participantes en las tareas. Y que eso no había sentado bien dentro de la UME. 

Fuentes de la unidad niegan a El Chivato que exista ningún malestar, porque no han percibido falta de agradecimiento de la Generalitat por su colaboración en el incendio de Santa Coloma de Queralt.

Al contrario, relatan que el propio presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, se acercó a saludar al jefe del BIEN IV en su visita al Puesto de Mando. Allí, agradeció a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias su colaboración.

De hecho, una de las cuentas de Twitter de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (@324cat) reproduce el agradecimiento de Aragonés: “Pediremos la ayuda que necesitemos en cada momento. Quiero agradecer la ayuda de la UME y remarcar que he estado en contacto con Pedro Sánchez, el que se ha mostrado en disposición de ayudar”.

Además, la presidenta del Parlamento catalán, Laura Borrás, entre otras autoridades, publicó un tuit en su cuenta en el que incluyó al perfil de la unidad (@UMEgob) en sus agradecimientos.

No sería la primera vez que la presencia de los militares en la comunidad autónoma de Cataluña habría suscitado polémica.

En 2019 se difundió el bulo de ‘El sándwich de chorizo de la UME. Medios digitales y redes sociales difundieron la imagen de la comida que supuestamente recibieron miembros de la unidad que trabajaron en la extinción de un incendio en Tarragona: un sándwich con cinco lonchas de chorizo y un bizcocho.

El bulo abrió un debate político y llevó a varios grupos a plantear preguntas parlamentarias sobre la cuestión.

La unidad desmintió la noticia, explicando que la imagen que circulaba era de una parte del desayuno, y no de la comida, de los efectivos desplegados en Gavilanes (Ávila), que se complementaba con café, leche caliente y zumo.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable