El Chivato

Los vecinos de Rato hacen turnos para bajar la basura

Rodrigo Rato.
photo_cameraRodrigo Rato.

El miércoles pasado, el Tribunal Supremo hizo pública la sentencia sobre las ‘tarjetas black’, especificando que el principal condenado, Rodrigo Rato, deberá pasar cuatro años y seis meses en prisión.

La expectación mediática ha sido considerable, ya que Rato pasó de ser el artífice del “milagro económico” de España al banquero que engañó a los inversores con la salida a Bolsa de Bankia y utilizó la tarjeta de la entidad para gastos personales.

El seguimiento de los medios a Rato sigue siendo muy intenso, ya que el ex vicepresidente del Gobierno aún no ha ingresado en prisión. La Audiencia Nacional le dio este martes un plazo de diez días para elegir centro penitenciario.

Hasta que lo haga, los periodistas siguen muy pendientes de los movimientos de Rato para intentar obtener declaraciones suyas o de su entorno. Un grupo de cámaras, locutores y fotógrafos permanece estos días desde las nueve de la mañana hasta las diez de la noche frente al portal del edificio donde reside, en la calle Don Ramón de la Cruz,  en el barrio de Salamanca.

Tal es así, que El Chivato ha escuchado a vecinos de Rato quejándose de la presencia de los medios frente a sus viviendas. Les genera incomodidad salir a la calle y verse rodeados de flashes y micrófonos. “Alguna vez me he visto en la tele”, afirman.

El deseo de librarse de la prensa ha llegado a tal punto que varios vecinos se han puesto de acuerdo para bajar por turnos la basura de varios pisos a los contenedores de la vía pública. De esta manera, se ahorran atravesar a diario el pasillo de periodistas: cada uno sólo tiene que hacerlo una vez a la semana.

Por eso, la noticia de que Rato ingresará en prisión en los próximos diez días les ha llenado de alivio. Volverán a la tranquilidad del anonimato.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo