El Chivato

Yolanda Díaz no es de Podemos en otoño y primavera… pero sí en verano

Ione Belarra, Yolanda Díaz, Irene Montero y Ángela Rodríguez.
photo_camera Ione Belarra, Yolanda Díaz, Irene Montero y Ángela Rodríguez.

Hace unos días se conoció que Yolanda Díaz intervendrá, el próximo 18 de julio, en el curso de verano de la Universidad Complutense en El Escorial que habitualmente organiza Podemos. Vuelve así a acercarse al partido morado.

En la cúpula de Unidas Podemos recuerdan que la vicepresidenta declinó la invitación al último gran acto organizado por la formación, la tradicional ‘Fiesta de la Primavera’. Lo hizo en medio de las tensiones tras el fiasco de Andalucía, y de los fuertes recelos de Podemos hacia el futuro proyecto nacional de la dirigente, que aspira a superar las organizaciones tradicionales, amenazando así la hegemonía de los morados.

Yolanda Díaz ya rechazó el pasado mes de octubre acudir a la ‘Universidad de Otoño’ organizada también por Podemos, a la que sí asistieron Juan Carlos Monedero o el propio Pablo Iglesias, quien, pese a haber abandonado la dirección continúa marcando el camino estratégico del partido. El ex líder sigue vinculado a la organización a través de la presidencia de su ‘think thank’, el Instituto República.

La presencia de Díaz en el curso de verano de Podemos ha sorprendido, no solo en las filas moradas, sino incluso en ámbitos del PSOE y del Gobierno. El Chivato ha podido escuchar a dirigentes de ambos partidos coincidir en el siguiente comentario: “Yolanda no es de Podemos en otoño y primavera… pero sí en verano”, bromean estos días.

Recuerdan que la vicepresidenta no participa en ningún de Podemos desde el año pasado. La ruptura de Yolanda Díaz se consumó con el evento que celebró en noviembre en Valencia y que reunió a Mónica Oltra, Ada Colau, Mónica García y Fátima Hamed Hossain, portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía en Ceuta, pero al que no fueron invitadas ninguna de las ministras ni dirigentes de Podemos.

Desde entonces, ha soltado amarras de la organización y sólo ha atendido la llamada del partido para acudir a un acto de campaña en las elecciones de Castilla y León. El malestar en las filas moradas ha sido creciente y el propio Pablo Iglesias ha tratado de marcar el camino a la futura candidata.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?