Final de ETA

Orden de Interior

Los excarcelados de ETA por la Parot están siendo controlados

Seguimientos discretos de visitas a ayuntamientos de Bildu, contactos con activistas no fichados, despliegue en las mugas con Francia

Tres dirigentes de ETA durante la grabación de uno de sus comunicados.
photo_cameraTres dirigentes de ETA durante la grabación de uno de sus comunicados.

63 presos de ETA están ya en la calle tras la derogación de la doctrina Parot. A pesar de que desde Interior se afirma que los terroristas han cumplido su condena y por tanto no tienen por qué ser vigilados, lo cierto es que Policía y Guardia Civil mantienen seguimientos de los excarcelados para comprobar si quieren volver a la acción armada.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la lucha anti-terrorista, el ministerio que dirige Jorge Fernández Díaz dio orden, desde las primeras excarcelaciones, de tener un “mayor control” de las zonas en las que se establecieran los pistoleros, con el objetivo de “garantizar la seguridad” y también “observar sus movimientos”.

Esas instrucciones se mantienen vigentes a día de hoy. El trabajo de los policías y guardias civiles es realizar “controles de seguimiento” a los etarras. Esto, según los agentes consultados, “no implica tener un coche patrulla permanentemente en su casa, pero sí tener una mayor presencia en los lugares donde residen y tener controlados sus salidas”.

Objetivo: saber con quién se reúnen

Los seguimientos realizados por los agentes tienen como objetivo conocer la rutina de los excarcelados: saber con quienes se reúnen y si hay riesgo de que vuelvan a la actividad armada una vez puestos en libertad. En la Policía y la Guardia Civil ponen especial atención en lugares y posibles encuentros determinados. Son los siguientes:

--En ayuntamientos de Bildu. En todos aquellos consistorios en los que gobiernen los abertzales, o tengan presencia en el pleno, los agentes vigilan cualquier tipo de acercamiento de los concejales de Bildu con los terroristas. El objetivo es conocer si el partido colabora o no con miembros de ETA.

--Reuniones con activistas no fichados. Desde los servicios de información se sigue con atención los contactos de los excarcelados de ETA con representantes del entorno etarra y de la kale borroka. El objetivo es identificar a miembros 'legales' de la banda: activista que no estén fichados por ningún delito.

Especial vigilancia en las mugas con Francia

Además de aumentar la presencia en las localidades en las que se han establecido los terroristas liberados tras la doctrina Parot, la Guardia Civil ha aumentado su presencia en las mugas con Francia, los caminos de pastores que tradicionalmente han usado los pistoleros para cruzar de manera ilegal la frontera con Francia.

Las fuentes consultadas por ECD explican que, desde el pasado mes de octubre, cuando se iniciaron las excarcelaciones, agentes de Información han incrementado la vigilancia en estas sendas para detectar cualquier paso a Francia de los etarras que han quedado en libertad.

Como sucede con los seguimientos, el objetivo de esta labor de control es conocer si los excarcelados tienen intención de reintegrarse en la banda poniéndose en contacto con los miembros exiliados y la actual cúpula, con David Pla al frente.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?