Sartenes sobre una vitrocerámica.
photo_camera Sartenes sobre una vitrocerámica.

Gadgets

5 consejos para elegir las sartenes de tu cocina

Hay infinidad de tipos de ellas, y te contamos qué debes tener en cuenta a la hora de elegir

Las sartenes, tal y como la conocemos, es decir, con mango para poder sujetarlas, se inventaron allá en el siglo XVI.  Su evolución ha sido constante y actualmente sigue siendo el utensilio de cocina que más utilizamos en la cocina, de tal modo que, a día de hoy, podemos encontrar infinidad de tipos de ellas, y siempre nos gusta encontrar las mejores sartenes relación calidad precio. ¿Quieres saber qué debes tener en cuenta para elegir una buena sartén?

Tipos de sartenes según su material

Para elegir con conocimiento debemos saber cuáles podemos encontrar en el mercado y de que están fabricadas.

  • De titanio: las sartenes de titanio nos permiten cocinar con menos aceite que el resto. Por lo que si te gusta la cocina saludable son perfectas para ti.
  • Antiadherentes: muy cómodas de usar y lavar, eso sí, conviene cambiarlas cada cierto tiempo, puesto que su revestimiento es de teflón y se desprende con el uso.
  • De cerámica: la superficie es algo más delicada y los alimentos se adhieren con facilidad, pero su vida útil es mayor sobre todo si cocinas con ellas a fuego lento.
  • De hierro fundido: este material permite que pasen de generación en generación, requieren de un tratamiento especial llamado comúnmente “curación” antes de usarse por primera vez y son algo más caras, pero si se cuidan son realmente duraderas.
  • De acero inoxidable: al igual que las de hierro precisan de curación, pero son muy resistentes y duraderas, la única pega es que conducen algo peor el calor.
  • De aluminio forjado: más ligeras y cómodas que otras, si te gustan, cómpralas de buena calidad y sin PFOA, pues este se desprende fácilmente y es muy perjudicial para la salud.

5 sencillas claves para elegir bien tus sartenes

Ahora que ya conocemos que tipo de sartenes tenemos a nuestra disposición según del material del que están hechas podremos escoger mejor.

  1. Debemos tener en cuenta que tipo de fogón o placa vitrocerámica tenemos en nuestra cocina, por ejemplo, si es una placa de inducción sabrás que no todas las sartenes funcionan en ella, deben ser específicas para este uso.
  2. Con qué frecuencia cocinamos es algo crucial a la hora de elegir nuestras sartenes, pues no todas tienen una vida útil duradera, y si cocinamos muchas veces al día o a la semana hay sartenes que podrían durarnos un suspiro.
  3. Qué tipo de menú solemos preparar, si nos gusta cocinar con poco aceite o, por el contrario, freímos a  menudo. Así escogeremos sartenes más o menos antiadherentes.
  4. Los utensilios de cocina auxiliares tales como paletas deben ser adecuados para cada tipo de sartén, revísalos pues ya sabes que las sartenes más delicadas precisan que sean de madera o silicona para no dañarlas.
  5. Si sueles usar el lavavajillas recuerda comprobar que tus sartenes elegidas son aptas para ello. 

Hemos comprobado que no todas las sartenes son iguales ni valen para todo, y ahora que ya sabes cómo elegirlas, seguro que acertarás y eso se notará en el resultado y la calidad de tus creaciones culinarias.

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable