Una mujer conduciendo un coche.
photo_camera Una mujer conduciendo un coche.

Gadgets

El boom del coche eléctrico aumenta el interés por las estaciones de carga

La carga es una de las mayores preocupaciones de quienes afrontan la compra de un vehículo eléctrico

Poco a poco, los coches eléctricos van abriéndose camino y dejando de ser una rareza. Cada vez es más habitual encontrarnos con diferentes modelos de marcas muy diversas, ya que la tecnología está permitiendo encontrar el equilibrio entre prestaciones, eficiencia y precio. La creciente preocupación por el medioambiente está posibilitando a una gran cantidad de familias y empresas adquirir uno.

Sin embargo, una de las mayores preocupaciones de quienes afrontan la compra de un vehículo de estas características es la carga. Nos estamos acostumbrando a ver plazas de aparcamiento exclusivas para estos coches, pero puede que nuestro garaje o cochera no estemos todavía preparados para poder cargar nuestro vehículo con plenas garantías. Los cargadores para coches eléctricos permiten tener nuestro vehículo siempre disponible y con autonomía suficiente para afrontar un viaje con garantías. Una de las propuestas más interesantes en este sentido viene de la mano de Wallbox, con una variedad enorme de productos pensados para que tu vehículo eléctrico esté siempre recibiendo la energía necesaria para poder circular.

Las dudas más habituales a la hora de cargar tu coche eléctrico

La adquisición de un vehículo eléctrico no puede hacerse a la ligera porque, para comenzar, hemos de habilitar una estación de carga en nuestra zona de estacionamiento. Hay empresas que también están apostando por el uso de este tipo de vehículos y desean facilitar a los propietarios de estos coches el poder recargarlos cómodamente. Una de las preguntas habituales que le surgen a quienes compran un vehículo eléctrico es si pueden cargarlo sin realizar ningún tipo de modificación. La respuesta es que sí, pero la carga queda muy limitada y los tiempos se alargan bastante, pudiendo tardar demasiadas horas en realizar una carga completa. Esto obviamente no es una buena solución, se vería como algo ocasional. Por esta razón, Instalar un Wallbox en casa es totalmente necesario si queremos aprovechar todas las funcionalidades, tenerlo cargado en el menor tiempo posible y con plena seguridad. Además, las cargas se pueden programar en los tramos horarios que prefieras, por lo que se puede poner, por ejemplo, el vehículo a cargar durante la noche y así tenerlo listo a la mañana siguiente.

Una de las ventajas principales de este sistema de programación es que puedes ajustar la carga del coche al tramo horario que más te interese y, por tanto, ahorrar bastante en la factura de la luz. Las cargas de tipo indiscriminado terminan encareciendo el precio del recibo eléctrico, pero si lo haces de manera programada en el momento en el que la energía es más económica, verás que el coche eléctrico compensa muchísimo. Además, gracias al uso de la aplicación móvil puedes tener bajo control la carga de tu coche. Por ejemplo, puedes programar a la hora que desees, también es posible realizar los ajustes necesarios en tu cargador para que ofrezca el mejor rendimiento. Todo con un gesto tan sencillo como desbloquear tu teléfono móvil y acceder a la app.

La instalación de cargadores en garajes comunitarios también es una posibilidad. El boom que están teniendo este tipo de vehículos posibilita que en un garaje compartido se encuentre más de un vehículo eléctrico y realizar una instalación de mayor índole sea algo viable. Instalar un Wallbox en tu parking permite que diversos propietarios de coches eléctricos puedan beneficiarse de un sistema seguro, totalmente deficiente y cuya instalación queda amortizada en un periodo breve de tiempo. No tendrás que preocuparte de nada, ya que la empresa instaladora proporciona todo lo necesario para que tengas tu estación de carga funcionando en un plazo muy breve de tiempo. De esta manera, resulta más sencillo valorar la posibilidad de la compra de un coche eléctrico. Debe tenerse en cuenta que los miedos y las dudas sobre la carga es uno de los principales escollos para nuevos propietarios.

Cuando se desea abordar la instalación de cargadores para nuestros vehículos eléctricos, hemos de contar con una empresa que sea capaz ya no solo de realizar correctamente toda la instalación, sino que ésta cumpla con todos los estándares de seguridad para no poner en riesgo ni al vehículo ni a la red. Una vez que tengas instalado tu cargador, ya sea en tu garaje particular, comunitario o en el parking de tu empresa, dispones de dos años de garantía y de soporte, gracias a los cuales se podrán solucionar todas las incidencias y dudas que pudieran surgir, cosa habitual cuando nos enfrentamos a una tecnología novedosa.

Dar el paso al coche eléctrico ya no solamente supone una revolución tecnológica, sino que ayuda a la preservación del medio ambiente al no existir ningún tipo de emisión contaminante. La bajada progresiva de precios de los diferentes modelos que surgen en el mercado está animando a muchos compradores a dar el salto definitivo a una conducción eficiente y libre de humos.

 

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes