Agricultura moderna.
photo_camera Agricultura moderna.

Gadgets

Cómo puede ayudar la tecnología a la agricultura moderna

La tecnología puede ahorrar costes, disminuir la mano de obra y aumentar la producción en el campo

El fin último de la tecnología no es otro que ayudar al ser humano a realizar tareas de la forma más rápida y eficiente posible. De lo contrario, todo avance tecnológico puede llegar a carecer de sentido.

Uno de los campos donde la tecnología más está avanzando llegando a ahorrar mucho trabajo e incluso mano de obra es en la agricultura. Pero en un área tan antigua y manual como la agricultura, ¿cómo puede ayudar la tecnología a avanzar la agricultura?

Finalidad de la tecnología en la agricultura moderna

La aplicación de tecnologías de última generación a la agricultura está siendo implementada por numerosas empresas, como es el caso de Agrisat.

Esta empresa utiliza el procesado de fotografías tomadas vía satélite para estudiar y proveer de necesidades a las producciones agrícolas según el grado de necesidad y no para toda la extensión como se hacía antes, independientemente de si lo necesita o no.

Este ejemplo se puede ver de forma más clara en la aplicación de plaguicidas o abonos que quizás no lleguen a ser necesarios en toda la explotación, sino en un área determinada que puede ser detectada y limitada de forma eficaz a través de fotografías vía satélite.

Otro ejemplo de aplicación de tecnología al área de la agricultura es por ejemplo el regadío por goteo. 

Con esta técnica podemos aplicar más cantidad de agua a las zonas que más lo necesitan y aplicando menos litros a zonas del campo que son más húmedas o han retenido mejor el agua de lluvia. De esta forma se ahorra agua, un recurso cada vez más preciado.

Como puedes ver con estos ejemplos, la tecnología en la agricultura busca beneficiar y ahorrar costes al agricultor.

Un ejemplo de tecnología adaptada al campo y que no se pone en duda es la implementación del tractor a las tareas agrícolas. Esta maquinaria ahorró mucho trabajo y permitió abaratar los costes de producción.

En los tiempos que corren, los tractores van en camino de ser guiados de forma autónoma y con seguimiento por GPS para realizar de forma autónoma las tareas de labranza.

Finalidad de la tecnología en el campo

La aplicación de la tecnología en el campo busca 3 objetivos fundamentales.

Abaratar costes

Uno de los principales objetivos de aplicar la tecnología a las tareas tradicionales de labranza es conseguir una reducción de costes para el agricultor. Para conseguir esto es indispensable que el coste de la tecnología sea inferior al ahorro que la misma va a generar.

Disminuir la mano de obra

La agricultura es una profesión especialmente dura. Parte de la misión de la implementación de la tecnología en la agricultura es poder prescindir de mano de obra en aquellas tareas más laboriosas y pesadas.

Aumentar la producción

Los 3 objetivos de la tecnología en el ámbito agrario van interconectadas. El tercer punto de esta exposición es aumentar la producción, lo que por sí mismo hará que merezca la pena la inversión en tecnología.

Es importante en este punto que el aumento de beneficio siempre sea superior al gasto que el agricultor ha invertido en material o servicios tecnológicos. De lo contrario la aplicación de la tecnología en el campo perdería todo su sentido.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes