Cómo evitar multas
photo_cameraCómo evitar multas

Gadgets

Consejos para evitar multas cuando vamos en moto

Es cierto que se disfruta mucho sobre el equilibrio dinámico de una moto, pero entraña un riesgo importante que puede afectar a cualquiera: el exceso de velocidad

La conducción es un placer para muchas personas y especialmente para las que son aficionadas a las motos. Y es que cuando se escucha hablar a alguien a quien le apasiona hacer viajes sin fin sobre su motocicleta, se perciben en sus palabras pasión, libertad y adrenalina.

Esta afición está muy bien repartida entre ambos sexos. No es difícil ver a mujeres y hombres disfrutar de un viaje en pareja. Las carreteras se llenan de motos sobre todo cuando llega el buen tiempo. Las zonas de playa, las carreteras entre montañas y la época de carreras de motociclismo avivan el deseo de salir a rodar.

Riesgos al conducir en moto

Es cierto que se disfruta mucho sobre el equilibrio dinámico de una moto, pero entraña un riesgo importante que puede afectar a cualquiera: el exceso de velocidad.

Una motocicleta es más ligera que un coche y, con un motor potente, se pueden alcanzar velocidades muy altas en un momento. Es fácil verse rápidamente circulando por encima del límite de velocidad. No importa si son curvas de un puerto de montaña o una recta. El riesgo es alto. Evidentemente, el mayor riesgo es sufrir un accidente y puede ser provocado en muchas ocasiones por motivos externos al motorista, no en vano, es el usuario más vulnerable de la carretera.

Evitando multas

La sensación de velocidad es tan intensa que puede resultar adictiva, y muchos de los que la experimentan no se conforman con un solo apretón de acelerador. Sin embargo, no hay más remedio que conducir con responsabilidad y tener en cuenta algunos consejos para evitar, por lo menos, llevarse la desagradable sorpresa de recibir una multa inesperada en casa.

La mejor solución es ir siempre pendiente de las señales de límite de velocidad y no sobrepasarlos, si bien es verdad que a cualquiera se le puede pasar por alto en un momento dado y ser «cazado» por un radar.

Hay radares móviles y fijos, además de tramos de velocidad controlada donde se puede calcular la velocidad con más exactitud. En ambos casos suelen estar señalizados, así que hay que estar pendiente de letreros y carteles.

También se puede usar el teléfono móvil para que nos avise de la zona donde hay radares y así estar más pendiente de la velocidad. Existen varias aplicaciones para teléfonos móviles que avisan antes de llegar a zonas con radares. Sólo informan y es la persona que conduce quien debe prestar atención y adaptarse al límite. Algunas de las más famosas son SocialDrive, iCoyote, Waze, y TomTom.

Estas aplicaciones de móvil hacen uso del GPS y, por lo tanto, consumen mucha batería. Si el trayecto es largo, queremos ahorrar batería del teléfono y viajar con tranquilidad, se puede optar por uno de estos avisadores legales que se adaptan fácilmente tanto a motos como a coches.

Cabe destacar que hay algunos aparatos en el mercado que inhiben las frecuencias de los radares, pero se trata de dispositivos  ilegales, y su uso incurre en delito. Por tanto, se recomienda evitar su uso.

Sea cual sea la opción que se elija, siempre hay que acompañar el viaje con precaución, adaptándose a las condiciones climatológicas y al estado del tráfico.

Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?