Reglamento REACH
photo_cameraReglamento REACH

Gadgets

Diez consejos para elegir juguetes de calidad y seguros para los niños

El Marcado CE garantiza que el producto ha sido diseñado y fabricado cumpliendo la normativa europea

Con la llegada de las Navidades los juguetes vuelven a ser uno de los bienes más demandados del mercado. Su seguridad es innegociable. Las empresas encargadas de su producción, comercialización y distribución deben garantizar el cumplimiento de las normativas de protección de los consumidores.

Con una amplia experiencia trabajando con minoristas, marcas, vendedores y fabricantes, Bureau Veritas aporta soluciones, a nivel internacional, que garantizan de la calidad en todos los procesos del sector de la juguetería. El equipo de especialistas de Productos de Consumo recomienda fijarse bien en diez pequeños detalles que son muy fáciles de apreciar y que no deben ser descuidados en el momento de su compra.

Forma

  • Diferenciar entre un objeto de entretenimiento y un juguete. Muchos artículos llaman la atención por su originalidad y la diversión que ofrecen. Pero, en muchos casos, no han sido fabricados pensando en la seguridad de los más pequeños.
  • Evitar las partes cortantes.

Etiquetado y packaging

  • Conformidad CE. Es lo primero que hay que buscar en la etiqueta y embalaje, para asegurarse que cumple con la normativa de la Comunidad Europea. El Marcado CE garantiza que el producto ha sido diseñado y fabricado cumpliendo la normativa europea.
  • Análisis de peligros. Muchos juguetes contienen este documento informativo. Es realizado durante las evaluaciones de seguridad técnica que deben ser superados antes de su entrada en el mercado.
  • Los cosméticos de las muñecas, que suelen ser pequeños complementos, deben cumplir con los requisitos sobre composición y etiquetado de la Directiva Europea sobre Cosméticos de la UE 76/768/CEE. Tampoco pueden contar con compuestos perfumantes alergizantes.
  • Todos los elementos del embalaje y empaquetado deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

Composición

  • Piezas pequeñas. Es uno de los aspectos trascendentales que hay que tener muy presente ante de la compra. Los pequeños componentes suponen una amenaza por la tendencia que tienen los niños a introducirse cosas en la boca. Un comportamiento que con el juguete inadecuado puede provocar asfixias.
  • Sustancias químicas. Es otro de los focos de riesgo. Los artículos deben cumplir de forma escrupulosa con la reglamentación comunitaria, especialmente con el Reglamento REACH, elaborado por  la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA). Esta entidad dispone de un listado, que se actualiza de forma constante.
  • En el caso de los menores de 36 meses, las autoridades europeas han fijado límites en compuestos orgánicos del caucho. En concreto, la presencia de las nitrosaminas no debe exceder el 0,05 mg y los nitrosables no pueden ser superiores a 1mg / kg.
  • No pueden contener sustancias cancerígenas, mutagénicas o tóxicas, tal y como contempla el Reglamento REACH.

 
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?