Mejor ordenador de sobremesa
photo_cameraMejor ordenador de sobremesa

Gadgets

Consejos para elegir el mejor ordenador de sobremesa

Algunas cosas a tener en cuenta a la hora de seleccionar un ordenador de sobremesa que pueden ayudar a que el proceso de elección sea menos complejo

Aunque el mundo se ha llenado de ordenadores portátiles y tablets, el ordenador de sobremesa todavía sigue siendo una apuesta segura para aquellos que buscan un aparato potente que permita trabajar con programas pesados y que consumen muchos recursos. Para estas personas los ordenadores de sobremesa son la mejor opción por diversos motivos.

El problema viene a la hora de elegir un aparato nuevo. El mercado tiene a disposición de los consumidores cientos y cientos de marcas y modelos que compiten por ser los seleccionados y esto puede llegar a volver locos a los compradores.

En ese sentido, hay algunas cosas a tener en cuenta a la hora de seleccionar un ordenador de sobremesa que pueden ayudar a que el proceso de elección sea menos complejo y que el aparato adquirido coincida con las necesidades del usuario.

Bien sea para el trabajo de oficina de una empresa o para uso personal, cada persona puede requerir unas características muy distintas y personales. Por ello, hay que tomar estos consejos como orientaciones mínimas a la hora de decidirse.

El mejor de ellos, sin duda, es hacer un trabajo previo de investigación sobre modelos, prestaciones, calidades, etc. e ir a buscar el PC con una idea preestablecida ya en la cabeza.

Mínimos imprescindibles para un PC de sobremesa

Apostar por un ordenador de mesa es hacerlo por una máquina con una gran capacidad de procesamiento. Esto hará, como primer punto, que el precio sea seguramente más elevado que un portátil de gama media. No debe ser un impedimento, puesto que el rendimiento de los ordenadores de sobremesa es superior.

En ese sentido, habrá que valorar, entre las principales características, qué tipo de procesador tiene.Actualmente el mercado ofrece, en sus mejores máquinas, un procesador Intel i7, que asegura que casi cualquier proceso que se inicie será ejecutado con fluidez, sin que la máquina trabaje por encima de sus posibilidades.

A esto conviene sumar la calidad de una tarjeta gráfica y, por supuesto, una memoria RAM mínimamente competente.

El disco duro y otros elementos

Dependiendo del tipo de trabajo que se vaya a hacer con el ordenador, habrá que incluir a esos requisitos mínimos un disco duro con suficiente capacidad para alojar todo el material que se va a producir, instalar los software, etc.

También será importante que la torre disponga de suficientes puertos USB, conectividad WIFI, lectores de tarjetas u otras características que cubran las necesidades del comprador.

Modelos destacados

Algunos de los ordenadores de sobremesa más destacados en la actualidad son modelos como el ASUS GR8 II-6GT025Z, un PC diseñado para un perfil de usuario capaz de sacar todo el partido a una máquina potente y con gran capacidad de procesamiento. Se trata de una de las opciones más modernas y eficientes del mercado.

Otro tipo muy demandado es el HP Slimline 260-p0051ns. Apostar por HP es hacerlo por una marca segura que lleva años demostrando que está a la vanguardia de la producción de ordenadores. Este, en concreto, es un modelo muy completo y pensado para las necesidades del día a día tanto en una oficina como en un hogar.

Probar, preguntar y saber cuáles son las necesidades propias son las tres herramientas que mejor funcionan a la hora de elegir el ordenador de sobremesa perfecto. Sumadas a estos consejos, será fácil optar por la opción ideal.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?