Malos tiempos para la gastronomía aérea

La resistencia son los vuelos de larga distancia

Avión.
Avión.

En los últimos años, algunas aerolíneas han optado por no ofrecer comida en absoluto en los vuelos de corta distancia, o bien, ofrecerla a un precio adicional.

No solo las aerolíneas han variado sus políticas con respecto a la comida que sirven en los aviones por el ahorro de costes, el Covid ha dejado tras de sí un cambio en la cantidad y el tipo de comida que se sirve en los aviones.

Es importante verificar la política de la aerolínea antes de realizar un vuelo y planificar en consecuencia.

Los vuelos de larga distancia: la resistencia

La comida en los aviones puede variar significativamente según la duración del vuelo y la aerolínea. En los vuelos de larga distancia, como es el caso de los vuelos Buenos Aires- Madrid, por lo general, se ofrecen varias comidas, incluyendo una cena y un desayuno, mientras que, en los vuelos de corta distancia, la oferta de comida suele ser más limitada.

En los vuelos de larga distancia, las comidas se sirven en bandejas con cubiertos de plástico y generalmente incluyen una opción de carne o pollo, junto con una opción vegetariana o kosher. Las bebidas, como vino, cerveza y refrescos, también se ofrecen de forma gratuita en la mayoría de las aerolíneas de larga distancia. En algunos casos, las aerolíneas también ofrecen comidas especiales para personas con necesidades dietéticas específicas, como sin gluten, sin lactosa o sin carne.

Los vuelos cortos: el cambio de tendencia

En los vuelos de corta distancia, como es el caso de vuelos baratos desde Sevilla a Mallorca la comida se ofrece con menos frecuencia y a menudo sólo se proporcionan snacks o alimentos preenvasados, como bocadillos o sándwiches. En algunos casos, se puede ofrecer la opción de comprar una comida más completa por un precio adicional.

 

Video del día

Al menos 16 muertos en el incendio de
un centro comercial en China
Comentarios