Router doméstico.
photo_cameraRouter doméstico.

Gadgets

Cómo medir la velocidad real de ADSL que tienes en casa

Cuando contratamos una tarifa de Internet en nuestro domicilio nos suelen ofrecer unas condiciones, que a la hora de la verdad no cumplen el servicio prometido. La operadora nos indica que contaremos con una línea de ADSL o Fibra Óptica con un número determinado de megas de bajada y subida, pero a la hora de la verdad, cuando navegamos por Internet, la velocidad es muy inferior a la contratada.


Hasta ahora, comprobar la velocidad real de la línea de nuestra casa era una ventaja sólo al alcance de personas con conocimientos de informática. Sin embargo, cada día más usuarios utilizan herramientas gratuitas y fácilmente accesibles para averiguar si están disfrutando de la velocidad contratada.

Estos son los sistemas más utilizados por los usuarios para comprobar la velocidad real de la línea ADSL que tenemos en casa:

-- Speedtest.net de Ookla: Para realizar un test desde esta web únicamente necesitas indicar tu localización y tu línea de ADSL. Acto seguido la propia página comienza a medir la velocidad. A los pocos segundos ya podrás saber si estás pagando la cantidad justa por el servicio.

-- My SpeedTest: Para poder utilizar esta aplicación es necesaria su previa instalación en el ordenador. La ventaja de esta app respecto a otras páginas es que es capaz de medirte que sitios web consumen mayor número de megas.

-- Testdevelocidad.es: Con meterte en esta página y dar clic a iniciar, comienza instantáneamente el medidor.

Todas las aplicaciones son muy similares y el resultado dado por las tres es prácticamente el mismo.

Las tres son herramientas eficaces y fiables, cuyo uso es realmente sencillo. Basta con pulsar el botón de “Empezar” y, tras varias pruebas, el sistema nos indicará de forma clara y precisa la velocidad de subida y bajada de datos.

De este modo, se puede comprobar si estos se asemejan a los contratados inicialmente con nuestro operador.

Comprobarlo desde tu smartphone o tablet

Además, también puedes comprobarlo a través de cualquier tipo de dispositivo móvil o táblet.

Para estas plataformas hay que utilizar la aplicación de la empresa Ookla, que permite detectarlo de forma rápida y sencilla.

Es necesario realizarlo al principio del ciclo de facturación mensual. Es en este punto cuando la fiabilidad de la prueba es mayor.

Para ello, hay que hacer previamente al menos un par de pruebas de velocidad con la aplicación que te servirán para compararlas con las que hagas más adelante. Cuando hayas excedido tu “límite” de datos vuelve a realizar un par de pruebas.

Los expertos recomiendan hacer las pruebas de velocidad en el mismo lugar y a la misma hora, para que así intervengan menos factores externos que puedan afectar a la velocidad de conexión.







Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo