El uso de pulsómetros para mejorar tu entrenamiento diario
photo_cameraEl uso de pulsómetros para mejorar tu entrenamiento diario

Gadgets

El uso de pulsómetros para mejorar tu entrenamiento diario

Algunos ejemplos de entrenamiento con pulsera de actividad

El uso de pulsómetros puede aportar numerosas ventajas a nuestro entrenamiento. Dichas ventajas no solo tienen que ver con un mejor control de nuestro estatod físico en cada momento.

A la vez, están relacionadas con un mejor aprovechamiento de nuestro esfuerzo así como un aumento del rendimiento y eficacia del mismo. Es por ello que es importante escoger el adecuado para nuestra actividad física y nuestras propias preferencias.

En esta guía de compra de pulsómetros podrás encontrar los criterios y modelos más interesantes para elegir el tuyo.

¿Por qué usas pulsómetros para tu entrenamiento diario?

Como hemos dicho, el uso de pulsómetros en un entrenamiento de cualquier tipo aporta múltiples beneficios. El primero de ellos es que, al ofrecernos información pormenorizada sobre el estado de nuestro organismo en cada momento, podemos emplear dicha información para conocer su estado presente y, al mismo tiempo, emplear dichos datos para obtener rendimientos a medio y largo plazo.

En el pulsómetro queda registrada toda la información sobre un entreno y con ella podemos analizar dichos resultados y averiguar si estamos progresando y cómo lo estamos haciendo.

Es por eso que debemos considerar al pulsómetro como una herramienta fundamental para conseguir nuestras metas y al mismo tiempo mantenernos motivados durante la consecuención de las mismas.

Y es que otro de los motivos por los que usar pulsómetro en nuestras rutinas de ejercicio es que nos permiten rendir siempre al mismo nivel teniendo siempre a la vista nuestros propios límites: trabajando a un ritmo de pulsaciones determinado o aumentándolo si así lo deseamos.

Igualmente, es importante saber que con un pulsómetro podremos mejorar nuestra propia técnica independientemente del ejercicio que vayamos a realizar.

Y es que un pulsómetro no solo nos permite incrementar la eficiencia de los resultados del ejercicio sino el mismo proceso y nuestra forma de llevarlo a cabo.

Esto es especialmente importante en deportes como natación y atletismo donde la técnica que empleamos para realizar dichas actividades es fundamental para obtener un buen aprovechamiento de nuestra zancada o brazada. Todo ello con las nuevas posibilidades que ofrecen los pulsómetros digitales.

Con ellos podemos planificar nuestra ruta, visualizar en tiempo real el recorrido que estamos haciendo y que debemos hacer, compartir nuestra información con nuestros amigos en redes sociales, mandar emails, atender llamadas e incluso interactuar con sus dispositivos durante el ejercicio.

Teniendo en cuenta todos los usos y beneficios que presentan queremos hablarte ahora de algunos ejemplos de entrenamiento con pulsera de actividad.

Entrenamiento al 50% - 60% de rendimiento en la frecuencia cardíaca

Este tramo de entrenamiento es entre 115 y 128 pulsaciones. Está indicado para personas que quieran perder peso y que estén iniciándose en el ejercicio.

Es el entrenamiento de rendimiento más suave, donde se entrena con el pulsómetro de forma aeróbica aproximadamente durante al menos 30 minutos. Está indicado también para personas que después de una lesión comienzan a hacer ejercicio de nuevo o como parte de los ejercicios de recuperación.

Entrenamiento al 60%-70%

Un entrenamiento entre 128 y 141 pulsaciones. Es un entrenamiento con pulsómetro adecuado para quienes ya tienen cierta rutina con el ejercicio.

Se trata de un entrenamiento de intensidad media recomendado para sesiones largas o para sesiones que en las que se busque un ejercicio suave pero continuado. Igualmente, se trata de un entrenamiento indicado para los primeros minutos de actividad cuando se van a realizar ejercicios más intensos posteriormente.

Tramo 3 de entrenamiento (70% - 80%)

Un tramo de entrenamiento con pulsaciones entre 141 y 154. Esta ideado para mejorar la forma cardiovascular así como el sistema respiratorio.

Es un entrenamiento indicado para mejorar y aumentar la resistencia aeróbica de nuestro organismo en el que se entrena a un ritmo e intensidad alta aunque asequibles durante un tiempo prolongado.

Entrenamiento de tramo 4 (80% - 90%)

Entre 154 y 167 pulsaciones, este entrenamiento es recomendable para atletas que buscan establecer un estado de forma puntero después de haber llevado una rutina larga y continuada. No es recomendable para quienes acaban de iniciarse en el deporte o personas que acaban de salir de una lesión.

En general, está pensado para personas que buscan alcanzar un pico de forma. Es una parte de ejercicio anaeróbica en la que se mantiene un estado de deuda de oxígeno y altas pulsaciones.

Es por lo mismo un entrenamiento muy exigente indicado para 10 ó 15 minutos a lo sumo. Debe realizarse con intervalos de descanso para mejorar fuerza y potencia adecuadamente.

Entrenamiento al 90% - 100% de pulsaciones

Un entrenamiento entre 167 - 180 pulsaciones de una gran exigencia y que está indicado solo para quienes puedan tolerar todas las etapas anteriores y son atletas con un buen bagaje.

Se hacen series cortas de una gran intensidad y una gran deuda de oxígeno. Con él se consigue un gran desarrollo muscular y potencia aunque solo está indicado para periodos cortos de tiempo.

Son además entrenamientos en los que se exige tolerancia al sufrimiento y el sacrificio aunque por lo mismo también sirven para entrenar esas dos capacidades: fundamentales para el ejercicio.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes