Negocio.
photo_camera Negocio.

Gadgets

¿Qué estudiar para dirigir un negocio propio?

El optimismo se sustenta en las nuevas formas de hacer negocios

No son buenos tiempos para los emprendedores. En líneas generales, las principales preocupaciones que afectan a las personas que sueñan con dirigir su propio negocio son el miedo a asumir riesgos, la inexistencia de recursos públicos y la paralización del mercado. Por otro lado, la competitividad adquiere un grado máximo a medida que nuestra sociedad se digitaliza. Pero a pesar este escenario complejo e incierto, hay cierto grado de optimismo de cara al futuro respecto a la reactivación de la iniciativa emprendedora y realización de cambios con el fin de crear una sociedad más fuerte y estructurada.

El optimismo se sustenta en las nuevas formas de hacer negocios. Pero para ello, hay que llevar a cabo tareas tan complejas por lo que se hace cada vez más necesario tener una formación sólida que nos permita estar al tanto de todas las transformaciones que ocurren, tanto a nivel empresarial como económico y social.

Está claro que la formación ha de estar a la altura del grado de competencia que deseemos adquirir. Actualmente, está al alcance de muchas personas cursar estudios posgrado que habiliten para dirigir empresas, emprender o liderar equipos. Pero si tu orientación es desarrollar tu carrera laboral dirigiendo tu propio negocio, no hay duda de que un apostar por entrenar competencias estudiando un MBA (Máster en Dirección y Administración de Empresas) es vital para incrementar las posibilidades de éxito.

Una idea muy común entre las personas con iniciativa emprendedora es pensar que con una buena idea de negocio y energía para materializarla en una empresa, es suficiente para lograr el éxito. Sin embargo, los datos sobre las empresas que fracasan y la experiencia de muchos emprendedores que se quedaron por el camino, nos lleva a afirmar que es esencial conocer el sustento teórico y la aplicación práctica de los fundamentos de la dirección y gestión empresarial.

Por ello, y ante un escenario en el que la forma de hacer negocios ha experimentado un cambio de 360º, es vital el desarrollo de habilidades y la adquisición de conocimientos. Este es el espacio en el que entran en juego los Masters MBA como elementos que facilitan la implementación de ideas de negocios y su posterior dirección con elevados niveles de eficiencia y productividad. Es más, ahora con la explosión del e-learning o aprendizaje a través de internet, se han derribado las barreras de acceso para estudiar un MBA de calidad. Actualmente, desde cualquier lugar y en cualquier momento, es posible estudiar un MBA en modalidad online como el que propone la Cámara de Comercio de Madrid y que se imparte en su Escuela de Negocios.

¿Por qué estudiar un MBA online para emprender?

Emprender, hoy en día, requiere de personas capacitadas para organizar, innovar y generar cambios positivos. La crisis provocada por la pandemia y los últimos acontecimientos económicos (inflación y aumento de los costes de la emergía) han provocado el declive de muchas empresas y bajón en las expectativas de muchos emprendedores. Esto obliga a que diversos negocios y las personas que están al frente, tengan que reinventarse y realizar un mejor aprovechamiento de las habilidades emprendedoras.

El conocimiento que atesora un Máster MBA puede contribuir a mejorar esas habilidades, tanto para emprender de nuevo o intra-emprender creando nuevos modelos de negocio dentro de una empresa en funcionamiento. Está totalmente aceptada la importancia de la formación como un recurso imprescindible para no quedarse atrás en cualquier ámbito y, sin lugar a dudas, marcar la diferencia frente a otros. Pero en el mundo de los negocios, la formación especializada cobra mayor importancia por su impacto positivo en la creación de un ecosistema emprendedor que responda a las nuevas necesidades del mercado.

Conviene tener en cuenta que cada vez la competitividad es mayor, y que la manera de abordar las relaciones empresariales es muy diferente a las que se efectuaban en años anteriores. Nadie fue capaz de predecir, antes de la llegada de Internet, que el comercio electrónico sería una realidad y ahora es la modalidad de venta mayoritaria. Saber aprovechar estos momentos de cambio es imprescindible para no quedarse atrás. Se hace imprescindible tomar medidas de choque que incrementen capacidades y potencien habilidades. Estas medidas son, sin duda, de carácter educacional y los masters MBA tienen un papel prioritario para desarrollar el máximo potencial de un perfil emprendedor y directivo.

A fin de entender cómo un MBA prepara al 100% para dirigir un negocio, veamos las razones de por qué estudiar este máster en un formato online.

 

Adquiere conocimientos de forma práctica

Un MBA basa su aprendizaje en un alto porcentaje de enseñanzas prácticas. La misión es que los alumnos sean capaces de aprender a través de metodologías que tengan un impacto inmediato en su actividad profesional. Los análisis de casos reales, conectados a las circunstancias actuales de las empresas, posibilitan el conocimiento y la generación de nuevas prácticas que favorezcan la actividad de la empresa.

Desde el marketing y las finanzas hasta las operaciones y la dirección de personas, un MBA cubre todas las necesidades de conocimiento que un empresario o emprendedor debe poseer tanto para iniciar una nueva andadura como para recomponer un modelo de negocio. Un Máster MBA provee de habilidades y competencias para evitar caer en errores, aumenta la capacidad para detectar oportunidades de negocio, ayuda a comprender y analizar los mercados que se pretenden conquistar, e impulsa las competencias de liderazgo.

Derriba barreras geográficas

En un MBA en formato online como el que organiza la Cámara de Comercio de Madrid, por ejemplo, las clases se emiten en directo. En un entorno digital con acceso a múltiples recursos virtuales para el aprendizaje, el profesor correspondiente a cada área de estudio en sesiones síncronas instruye al alumnado de manera cómoda y éste accede al conocimiento de nuevas soluciones sin importar dónde se encuentre.

La enseñanza en la modalidad online está tomando una posición muy relevante, y no deja de ser una gran ventaja para aquellas personas que deseen cursar un máster en dirección de negocios pero que se encuentran a la vez trabajando o a miles de kilómetros de una escuela de negocios. La formación online no excluye a nadie, y se pone al servicio de quien desea ampliar su capacitación, adquirir nuevas habilidades y apostar por su futuro.

Experimenta la inquietud emprendedora

Emprender es una carrera de fondo que traspasa el hecho de crear una empresa. Requiere de una mentalidad que debe alimentarse de un contexto en el que existen varios elementos interrelacionados. Los MBAs impartidos en diferentes escuelas de negocios son verdaderos catalizadores de la experiencia de estas institucionesformando a los futuros agentes de cambio y líderes empresariales

Por ello, estudiar un MBA en una escuela de negocios posibilita el nacimiento de nuevas formas de pensar, abre paso hacia nuevos conocimientos técnicos y especializados siendo la puerta de entrada para establecer una red de relaciones valiosas en el mundo de los negocios. Además, supone un escenario perfecto para la innovación, despertar la creatividad y las nuevas oportunidades por las sinergias que se generan en el marco de una escuela de negocios entre participantes, profesores y el mundo corporativo con el que se vinculan.

Valida tu idea emprendedora

Un elemento clave en el programa de estudios de un MBA es la realización de un proyecto de empresa o plan de negocio. Con esto, los alumnos pueden explorar y experimentar nuevos modelos de negocios, cometer errores y aprender nuevas formas de conseguir objetivos de orden estratégico y operativo. Por tanto, mediante este recurso, los alumnos practican lo aprendido: desarrollar productos o servicios, elaborar informes de viabilidad, detectar mercados potenciales o identificar procesos más productivos orientados a la mejora contínua.

Así pues, durante el periodo lectivo de un MBA es posible validar una idea de negocio bajo la supervisión de expertos profesores, cometiendo errores, encontrando soluciones, repitiendo y fracasado con la colaboración y experiencia de otras que se encuentran en situaciones similares. Pero, sobre todo, aprendiendo, ganando solvencia  y otorgando robustez al negocio. Todo esto hace que las posibilidades de éxito sean mayores cuando llegue el momento en el que el proyecto de negocio se haga realidad.

En unos tiempos bastante complejos, con cambios permanentes que no dan ningún tipo de tregua, acceder a una formación MBA especializada en gestión de negocios antes de emprender, puede ser lo más conveniente para conseguir mayor sensación de certidumbre y control sobre el futuro.

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?