Utilizamos más la tarjeta que el dinero en efectivo
photo_cameraUtilizamos más la tarjeta que el dinero en efectivo

Gadgets

Utilizamos más la tarjeta que el dinero en efectivo

En España preferimos pagar con tarjetas de crédito y débito antes que con efectivo. Actualmente hay 78,47 millones de tarjetas de crédito y débito en España, una media de casi 2 por habitante. De las dos, la de crédito es la que más ha aumentado en número.

De los 78,47 millones, 52 corresponden a tarjetas de crédito. Además, el uso del plástico ha incrementado tanto en comercios como en la disposición de efectivo en cajeros, pese a que el número de estos se ha visto reducido. El incremento del número de terminales de punto de venta (TPV) indica que hemos pasado de sacar efectivo para comprar, a directamente usar el plástico para realizar nuestras compras.

Confiamos en la tecnología

Cada vez nos adaptamos más y mejor a la tecnología que nos ayuda a gestionar nuestras finanzas. Ya no solo es que prefiramos más el plástico que el dinero en efectivo, sino que además, aceptamos los avances tecnológicos como la forma de pago contactless. De hecho, el 57 % de los españoles ya confían en esta tecnología que agiliza las compras y nos posiciona como uno de los países de Europa en el que más se ha extendido su uso.

Otro de los avances tecnológicos en métodos de pago que aún se está intentando hacer hueco en nuestro país es el del pago con dispositivos móviles. Este método consiste en introducir los datos de nuestra tarjeta en nuestro teléfono para poder pagar con él. Funciona de la misma manera que una tarjeta bancaria con contactless, acercándolo al TPV, pero sustituyendo el plástico por el dispositivo móvil.. De la misma manera, el pago se carga a la cuenta bancaria asociada con dicha tarjeta y permite al usuario prescindir de llevar consigo la tarjeta de plástico.

¿Tarjeta de crédito o débito?

Las tarjetas de crédito son las más comunes, sin embargo, cada usuario deberá pensar en sus necesidades antes de solicitar una tarjeta de crédito o débito. Como hemos indicado antes, en España preferimos las tarjetas de crédito. Entre sus ventajas, destaca la flexibilidad  a la hora de pagar las compras, ya que las opciones suelen ser muy variadas (único pago a fin de mes o aplazamiento  del pago en cuotas, por ejemplo). Habrá que fijarse en las comisiones, tanto  las de emisión como las de renovación que, en función de qué entidad elijamos podemos evitar, ya que si domiciliamos nuestra nómina o pensión, podemos conseguir una tarjeta de crédito de forma gratuita. Las tarjetas de débito no permiten financiar compras, puesto que el crédito se reduce directamente de la cuenta bancaria asociada a dicha tarjeta.

¿Cómo solicitarla?

Son muchas las entidades financieras que ofrecen este tipo de tarjetas bancarias y con diferentes condiciones. Una opción interesante que ahorra tiempo a la hora de tramitar la gestión de solicitud de la tarjeta de crédito son los bancos online. Gracias a ellos, podemos solicitar nuestra tarjeta de crédito en unos pocos clics y minutos, sin necesidad de desplazarnos a ninguna sucursal y con la comodidad de recibirla en nuestro domicilio.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo