Guardia Civil

Propuesta para evitar nuevos problemas en la frontera de Melilla: crear la ‘Policía Civil’ con mando único. Es la solución planteada por los agentes ante la falta de seguridad en la valla

La seguridad en el paso entre Melilla y Marruecos se ha convertido en un problema grave. Policías y guardias civiles reclaman una mejora en las infraestructuras de circulación en ambos sentidos para evitar "colapsos y atropellamientos". Denuncian que Marruecos no se preocupa del dispositivo fronterizo y que los ministerios españoles de Interior y Exteriores no se han hecho eco de sus reivindicaciones ante la Unión Europea.

Para las fuerzas de seguridad que custodian la frontera entre Melilla y Marruecos, “la Operación Paso del Estrecho de 2013 será mucho peor que la del año pasado”. Entre junio y septiembre de 2012 atravesaron el puesto fronterizo 2 millones de pasajeros y medio millón de vehículos.

Según cuentan a El Confidencial Autonómico fuentes de la Policía y la Guardia Civil, con la situación de la zona de vigilancia hoy por hoy, la campaña de este año supondrá “un caos”.

Las fuerzas de seguridad creen que con “una mínima inversión en infraestructuras” se podrían mejorar los accesos y hacerlos mucho más fluidos y seguros. “Hay atropellamientos, colas de hasta cinco horas y multitudes agolpándose en la frontera”. También señalan que “hemos tenido una decena de leyes de Extranjería en los últimos años y eso también crea confusiones en las repatriaciones”.

Aunque ha habido ciertos gestos por parte de Marruecos, los agentes denuncian que el operativo español es a efectos prácticos el más resolutivo. “No es una cuestión de que falte o sobre personal, sino de luchar contra la anarquía de la mejor manera posible”, indican.

La ‘Policía Civil’, una posibilidad

En los últimos días se ha hablado de una posible fusión de la Benemérita y la Policía Nacional, un hipotético cuerpo que se llamaría ‘Policía Civil’ para operar en territorio fronterizo. En Melilla los agentes de la Guardia Civil cumplen una misión de corte fiscal, mientras la Policía se encarga de gestionar incidencias con la documentación.

Según ha podido saber ECA, se muestran favorables a esa unión el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Sin embargo, la Unión Federal de Policía (UFP) y la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) descartan adoptar tal acuerdo.

A pesar del debate, las organizaciones de policías nacionales y guardias civiles reconocen que “un mando único” podría ser un buen comienzo para dejar a un lado las llamadas ‘guerras entre agentes’, aunque es una posibilidad que aún queda “muy lejana”.

Carencias y ataques

En puestos como los de Beni-Enzar y Farhana, los agentes tienen “escasez de medios” para hacer su trabajo y además “sufren apedreamientos y se exponen a los conductores ‘kamikazes’ que quieren atravesar la valla a la fuerza: ya han causado varios heridos”, explican.

Los agentes reconocen el “esfuerzo” que está realizando por atender sus demandas el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani. “Sin embargo, como esa institución no tiene un presupuesto directo, no puede hacer mucho por nuestra situación”, indican.

La solución tiene que venir de Bruselas”, insisten. “Hemos sugerido que inviertan en mejorar las infraestructuras parte de los fondos FEDER”. Melilla ha recibido este año cerca de 25 millones de euros de la Unión Europea.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes