Ideas & Cooltura

Guionistas y escritores: aprovechando tiempos de pandemia para crear historias

Sacando las cosas buenas de una situación no tan buena

Escritura.
photo_camera Escritura.

Como se suele decir: “al mal tiempo, buena cara” y esto se lo han tomado al pie de la letra todos aquellos que necesitan de inspiración, tranquilidad y creatividad para su trabajo.

Artistas como pintores, guionistas, escultores, compositores o escritores basan su trabajo en la situación y la gente que les rodea, según lo que les transmitan y buscan la inspiración tanto en su interior como en elementos externos.

Esta situación, desde luego, causada por la pandemia de la Covid-19 ha fomentado (e incluso obligado) a pasar más tiempo en casa. Nadie pone en duda el alcance ni la gravedad del virus, pero ha sido algo que han aprovechado muchas personas para trabajar desde casa e incluso grandes empresas que han comenzado a teletrabajar.

Pero sobre todo, unos de los que más lo han aprovechado han sido todos los autónomos y creadores capaces de desempeñar su trabajo desde cualquier sitio.

En el año 2020, al igual que conciertos, eventos y teatros, también se aplazaron numerosos rodajes e incluso se cancelaron a causa de la incertidumbre: ¿cuándo podremos volver al set?

Es una pregunta que, a pesar de que en la mayoría de ocasiones los guionistas no participan en el rodaje, se han preguntado.

Muchas productoras sabían la importancia de la situación de sus trabajadores, a pesar de trabajar en gran parte como freelance. Por ello, los guionistas han sido unos de los artistas más demandados a la hora de crear nuevas historias para cine y televisión, no de manera inmediata, pero sí para cuando la situación mejorara y se pudiera volver a rodar. De esta manera, muchas productoras se han cubierto las espaldas con numerosos proyectos (tanto nuevos como continuación de otros ya empezados). Ha sido época para formarse, trabajar y crear, desde otra perspectiva, en una situación desconocida pero más inspirados que nunca.

Series como Outlander – con la colaboración de guionistas como Ronald D. Moore, Ira Steven Behr, Toni Graphia, Anne Kenney, Matthew B. Roberts, Richard Kahan basada en las novelas de la escritora Diana Gabaldón y protagonizada por Sam Heughan y Caitriona Balfe – o Peaky Blinders – escrita por Steven Knight cuyo personaje principal es el conocido Tommy Shelby –pendientes de sacar nuevas temporadas en los años 2020-2021 han tenido que retrasar el proceso de producción debido a la pandemia, pero poco a poco se está comenzando a retomar el trabajo.

En el caso de series españolas, Cuéntame cómo pasóen la cual participan numerosos guionistas como Joaquín Oristrell, Jacobo Delgado, Sonia Sánchez, Ignacio del Moral, Laura León Varea, Pablo Bartolomé, Yolanda García Serrano o Manuel Dios ha aprovechado la situación y ha hecho una temporada totalmente improvisada, basada en hechos reales de la vida con coronavirus: casi 30 años más tarde. También ha habido casos de tener que parar en medio del rodaje debido a restricciones, como es el caso de la serie española Libertad.

Por otro lado, los escritores de libros han tenido que ir adaptándose a su vez a las nuevas tecnologías como los eBook en una generación acostumbrada al “lo quiero todo y lo quiero ya”. Además de esta necesidad, se han topado con que las librerías y numerosos comercios en los que se venden sus libros han cerrado, pero no lo han hecho plataformas de venta online como Amazon o tiendas físicas con este servicio como Media Markt.

Películas como De padres a hijas escrita por Brad Desch o La sociedad literaria y el pastel de piel de patata guionizada por Don Roos, Kevin Hood y Thomas Bezucha tratan precisamente sobre lo mencionado anteriormente: los protagonistas son escritores y, salvando las distancias entre ambas películas, se muestra la manera que tienen de trabajar y de escribir y lo mucho que afectan sus vidas a sus novelas.

Novelas escritas por creadores “desconocidos” han llegado a convertirse en Best Sellers gracias a la adaptación de sus historias en la gran pantalla como la misma Outlander mencionada anteriormente, Call me by your name escrita por André Aciman o la historia del famoso mago Harry Potter de J.K. Rowling.

En definitiva, esta cruda pero provechosa situación nos ha hecho a todos valorar mucho más el tiempo, cómo lo aprovechamos y la manera que tenemos y teníamos de vivir, poniendo en una balanza todo aquello que nos importa. Para muchos ha sido un despertar, para otros ha sido una agonía, pero poco a poco se va viendo la luz al final del túnel y tenemos que disfrutar de las pequeñas cosas como de leernos nuestro libro favorito o sentarnos en el sofá con nuestra familia a ver una buena película.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable