Banca digital
photo_cameraBanca digital

Innovadores

El Santander y la apuesta por el Blockchain como parte de su estrategia tecnológica

La entidad prevé cerrar el año con treinta millones de clientes digitales

La estrategia de transformación digital del Banco Santander, que prevé contar con 30 millones de clientes digitales a finales de año, prosigue su imparable avance y prueba de ello son los resultados del primer semestre de 2018, periodo en el que obtuvo un beneficio atribuido de 3.752 millones de euros.

La cifra, un 4% más respecto al mismo periodo del año anterior, refleja la aceleración del grupo en cuanto a transformación digital y es de gran interés para cualquier agente de bolsa, puesto que el grupo también ha anunciado que utilizará Blockchain y otras nuevas tecnologías en el negocio de mercado de capitales para transformar los procesos de emisión, negociación y liquidación de valores.

La tecnología Blockchain está avanzando con tanta rapidez que ya está preparada para abrir un mercado de criptomonedas regulado como el previsto por SIX, la principal bolsa de valores en Suiza, que en julio de este año anunciaba que en 2019 utilizará la denominada tecnología de libro de contabilidad distribuido (DLT) –en la que se inserta el Blockchain o Cadena de Bloques– para construir un “ecosistema de activos digitales”. En este sentido, el Banco Santander cuenta con un laboratorio de Blockchain que actualmente ha crecido hasta tener unas 20 personas.

El equipo de investigación del Santander explora los usos potenciales de las principales tecnologías de Blockchain como Ethereum o Hyperledger para mejorar drásticamente la eficiencia y el desempeño de la infraestructura del banco, en particular en los ámbitos de pagos internacionales, mercados de capital, regulación, cumplimiento y auditoría. La inmersión en los activos digitales tiene como objetivo “ofrecer a sus clientes los mejores servicios personalizados, entre ellos, el posible uso de valores tokenizados en los mercados de deuda, los derivados y otros productos”.

Doble estrategia digital

La transformación digital del Grupo Santander tiene en cuenta las más novedosas tendencias tecnológicas del mercado, como el Big Data, la movilidad o la “nube”. En relación con el “cloud computing”, la compañía cántabra ha migrado recientemente la gestión de toda su plantilla a Workday, una plataforma especialista en aplicaciones en la “nube” para finanzas y recursos humanos de empresas. Pero la estrategia digital del Santander es doble, según explica la propia entidad bancaria. Por un lado, las filiales del banco en todo el mundo se transforman en bancos digitales y, por otra parte, la compañía lanza nuevas plataformas que resultan ágiles, adaptables y complementarias con el negocio actual.

Las plataformas señaladas se refieren a “Superdigital”, una cuenta digital para personas sin servicios bancarios, especialmente en Latinoamérica. Otra de estas plataformas es “Openbank”, un banco cien por cien digital que de momento opera en España, y “One Pay FX”, un servicio de transferencias internacionales que usa tecnología basada en Blockchain, lo que permite hacer transferencias internacionales entre particulares de forma más rápida, ya que llegan a destino instantáneamente o al día siguiente. Además, permite a los clientes conocer el importe exacto que llegará en la moneda del destinatario antes de confirmar la transacción. El servicio ya está disponible para los clientes particulares de España, Reino Unido, Brasil y Polonia, y está previsto que se lance en más países en los próximos meses.

La estrategia digital se apoya en Santander InnoVentures, un fondo de capital emprendedor orientado a la tecnología financiera con 200 millones de dólares. El fondo fue creado en 2014 y ya ha realizado 20 inversiones en startups líderes en el mercado. Estas empresas tecnológicas son, entre otras, Pixoneye, Gridspace (inteligencia artificial), Tradeshift (plataforma comercial para dar servicio a cadenas de suministros entre empresas), SigFig (asesoramiento financiero algorítmico), Ripple, Digital Asset, Elliptic (Blockchain), Kabbage (financiación alternativa de crédito para capital circulante a pymes), Socure (verificación de identidad digital), PayKey (pagos), Roostify (formalización de hipotecas incluso con el móvil).

En referencia al Blockchain, InnoVentures ha realizado inversiones en empresas como Ripple, Digital Asset o Elliptic. La entidad trabaja también en varios proyectos internos y forma parte de Utility Settlement Coin, un proyecto que investiga y tiene como fin promover el uso del dinero digital entre instituciones financieras y con los bancos centrales. Asimismo, el banco forma parte de Enterprise Ethereum Alliance (EEA), una alianza internacional de empresas para fomentar el uso de Blockchain, y ha creado Alastria, la primera red nacional (española) regulada basada en Blockchain del mundo. En este sentido, el Banco Santander ha jugado un rol clave en la comunidad Blockchain en general al fundar y lanzar EEA en colaboración con las principales instituciones financieras y no financieras del mundo, así como con el lanzamiento de Alastria.

La actividad bancaria del Banco Santander se refleja claramente en las cifras: las transacciones digitales crecieron de 4.000 a más de 10.000 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 155%. Por otro lado, las ventas digitales crecieron un 31%, mientras que el coste por transacción se redujo un 22%. Asimismo, el número de clientes que utiliza servicios digitales ya eran en junio de 2018 28,3 millones tras crecer un 23% en los 12 meses previos. El 47% de los clientes activos utiliza habitualmente servicios digitales. Por último, y como se señalaba a principio de esta información, el objetivo del banco es terminar el año con 30 millones de clientes digitales.

Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo