Dr. Javier Mendicute.
photo_camera Dr. Javier Mendicute.

Innovadores

¿Corregir defectos refractivos en la cirugía de cataratas?

La experiencia del cirujano y los nuevos equipos quirúrgicos favorecen la precisión y seguridad para la solución conjunta de ambos problemas

Muchas personas que se plantean una operación de cataratas desconocen la posibilidad de aprovechar esta cirugía para corregir sus defectos refractivos, ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo, o incluso, la presbicia o vista cansada. En Miranza, grupo líder en oftalmología, con una treintena de centros en España, son expertos en este tipo de intervenciones, además de otras en los ámbitos de retina, glaucoma, oculolplástica, estética ocular y oftalmología pediátrica. Uno de los prestigiosos especialistas del Grupo, el Dr. Javier Mendicute, director médico de Miranza Begitek (San Sebasitán), nos lo aclara.

Según el oftalmólogo, “en muchas ocasiones, la cirugía de catarata es una buena oportunidad no solo para combatir la pérdida de visión asociada a este problema degenerativo, sino también para reducir la dependencia de gafas, a menudo muy anterior a la aparición de la catarata, debido a un problema refractivo o a la vista cansada”.

Como explica el especialista, “en la cirugía de catarata, implantamos una lente intraocular que sustituye el cristalino, la lente natural del ojo que, con los años, pierde su capacidad de enfoque y transparencia, impidiéndonos ver nítido”. Gracias a los nuevos diseños de lentes intraoculares, que permiten una buena visión a diferentes distancias, se puede realizar la operación de cataratas y, al mismo tiempo, corregir el defecto refractivo asociado, como, por ejemplo, la miopía. “Antes de la cirugía, informamos de las distintas opciones de lente y estudiamos cuál se adapta mejor a las características de cada ojo y necesidades de cada persona”, explica el Dr. Mendicute.

Dr. Javier Mendicute_quirófano

Buscando el perfeccionamiento continuo y la máxima satisfacción del paciente, los especialistas de Miranza son consultores de diferentes empresas tecnológicas y han aportado su experiencia a algunos de los diseños más modernos de lentes.

Esta apuesta por el I+D+i y los últimos avances, que comparten las clínicas oftalmológicas Miranza, también se traduce, entre otras cosas, en la incorporación de novedosos equipos quirúrgicos que favorecen la precisión y seguridad en la operación de las cataratas y la corrección de defectos refractivos como la miopía. Es el caso del láser de femtosegundo, que robotiza algunos de los pasos de la cirugía.

Con la edad, la catarata acaba afectando al 100% de la población

Los excelentes resultados que se alcanzan hoy en día con esta intervención suman la aportación tecnológica a la indicación experta del cirujano. Su papel es determinante tanto a la hora de aconsejar el tipo de lente intraocular más adecuado, como el momento idóneo para operar la catarata.

“Generalmente, a partir de los 50 años, el proceso degenerativo del cristalino hace que éste enfoque cada vez peor y después se enturbie, cuando aparece la catarata, un problema que acaba afectando al 100% de la población a partir de cierta edad”. No es necesario esperar a que la patología esté muy avanzada y la pérdida de visión sea muy acusada para ponerle solución mediante la cirugía de cataratas. “Volver a ver nítido es una importante ganancia en calidad de vida, incrementada por el hecho de poder hacerlo sin necesitar tanto las gafas de lejos como las de cerca”, concluye el Dr. Mendicute.

Dr. Javier Mendicute_quirófano_vertical

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes