Antoine Le Conte, uno de los fundadores de Cheerz
photo_camera Antoine Le Conte, uno de los fundadores de Cheerz

Innovadores

La entrevista al CEO de la Semana

España no es un país de startups. Un ejemplo Cheerz

Aun con el ruido atronador de una Italia que ha conseguido batir a Inglaterra en su casa de Wembley este pasado domingo y se ha coronado campeón de Europa por segunda vez entrevistamos a Antoine Le Conte, Chief Emotion Officer de Cheerz.

Nos interesa entender cómo una startup francesa sí fue capaz de empezar a poco más de 1.500 kilómetros de Madrid y cómo España, una vez más, no es un país para lanzar startups. 

La idea del negocio surgió en 2010, cuando Antoine Le Conte (París, 1985), graduado en Economía por la Universidad Complutense de Madrid, y su socio, Aurélien de Meaux, quisieron crear una solución simple para imprimir las fotografías que se guardaban en el teléfono.

Al principio, nada es lo esperado: tienen retrasos en el desarrollo tecnológico y les cuesta encontrar su hueco en un mercado saturado de ofertas promocionales. No se derrumban (resiliencia). Quieren que Cheerz tenga alma y crean unas cajitas para guardar las fotos, amplían capital, cambian de oficinas, se internacionalizan, ahora tienen una plantilla de 150 personas y facturan 50 millones de euros.

Pregunta.- ¿Cómo entiendes el liderazgo? ¿Qué cualidades configuran a un buen líder?

Respuesta.- Para mí, el liderazgo es la capacidad que tiene una persona para conseguir que otras personas quieran trabajar con ella y dar lo mejor. Por supuesto, hay diferentes tipos de líderes con diferentes cualidades.Por mi parte, el liderazgo se manifiesta en la confianza que deposito en mis colaboradores. Lo que quiero es dar a cada persona la capacidad de exprimir al máximo sus cualidades. Para ello, considero que mi papel como líder es definir la visión, el punto al que queremos llegar, y explicar a cada persona cómo puede ayudarnos a conseguir ese objetivo. Después, confío en que dará el 100% de sí misma.Por último, pido que integren una serie de valores en el día a día para que, cuando llegue el momento, pueda convertirse en líderes para Cheerz.

P.- Sabemos que habéis tenido multitud de desafíos con la marca de vuestra empresa. ¿Serías capaz de enumerar para los empresarios españoles que ahora empiezan en Internet cuáles son los riesgos que hay que vigilar?

R.- Para nosotros es fundamental tener siempre al usuario en mente para ofrecerle la mejor experiencia posible y tener nuestros objetivos claros. Principalmente de cara a  marcarnos una hoja de ruta que nos permita maximizar nuestro tiempo y nuestros recursos. Así que más que riesgo, creo que es importante no tener miedo a equivocarse, tomar riesgos y saber pivotar rápidamente en función de los resultados y, por supuesto, contar con el mejor equipo y las mejores herramientas que te ayuden a evolucionar. Y ser coherente con lo que se dice, ser transparente y dar ejemplo y confianza.

P.-  ¿Qué valoras más al contratar a un colaborador cercano?

R.- En Cheerz, ponemos especial atención a los valores de los candidatos. Si bien es cierto que las primeras entrevistas son útiles sobre todo para validar unas determinadas aptitudes, las entrevistas finales giran alrededor de la personalidad y los valores del candidato. Buscamos perfiles que puedan desarrollarse dentro de nuestra cultura y que crezcan con nosotros.

P.- Rodearse de los mejores o rodearse de jóvenes con alto potencial.

R.- Ambas opciones, sin duda. Uno de los grandes desafíos de nuestro crecimiento ha sido el de conseguir incorporar a nuestro equipo a personas con experiencia que nos ayuden a estructurar Cheerz. La experiencia es una ventaja importante.También buscamos constantemente perfiles jóvenes con mucho potencial.

P.- En un mundo rodeado de corrección política y posverdad, ¿cuáles son los valores que subyacen en toda la comunicación tanto interna como externa de tu compañía?

R.-  La confianza es uno de los valores principales en Cheerz y, para nosotros, se manifiesta de tres maneras:

La transparencia: tanto a nivel interno como a nivel externo, mostramos una transparencia total sobre todo lo que hacemos; sobretodo de cara a que puedan conocer tanto como deseen.

La exigencia: pedimos a nuestros equipos que sean exigentes en su trabajo para ofrecer la máxima satisfacción a nuestros clientes y aporten un tono humano y cercano.

La autonomía: esperamos que cada persona sea autónoma en sus decisiones y en su día a día, y nos basamos en esa confianza que construimos en interno y con nuestros clientes.

P.- Háblanos de vuestro programa de acciones y compromisos solidarios. ¿Qué significa ser más humanos? ¿Y más verdes? ¿Es una moda? ¿Es una impostura? ¿O, por el contrario, es real? ¿Qué subyace debajo de todo ello?

R.- En primer lugar, es un deseo interno de hacer las cosas bien. Sabemos que nuestro proyecto no va a cambiar el mundo, pero es importante llevarlo a cabo de la mejor forma posible. Para nosotros, es fundamental sentir que aportamos nuestro granito de arena cada día para contribuir a la construcción de un mundo mejor, así como poder contribuir a dar y devolver la sonrisa a los que más lo necesitan. Redistribuir lo que está en nuestra mano, reducir nuestra huella de carbono... Es algo lógico y todo el mundo debería hacerlo.

P.- ¿Qué importancia concedes a los valores y al ejemplo del líder?

R.- Un líder se define por lo que hace, no por lo que dice, y debe dar ejemplo siempre. La confianza solo tiene lugar si existe al 100 %.Por eso prestamos especial atención a estos detalles y si un líder en Cheerz no actúa en consonancia con nuestros valores, debe irse. En esto, somos intransigentes.

P.- ¿Cuál es tu visión de la innovación? ¿Cuáles son los ejes en los que se sustenta?

R.- La innovación es una cultura más que un proceso. Es la capacidad que tienen los equipos de pensar de una manera diferente y, para ello, hay que darles libertad. En Cheerz, hemos tenido algunas dificultades para innovar durante un tiempo por haber tenido que lidiar con algunos momentos difíciles que nos han llevado a centrarnos en temas muy pragmáticos, en asuntos de negocio. Pero ya estamos trabajando para que esto cambie y que nuestras acciones progresen y es algo que queremos mostrar a todo el mundo con nuestro cambio de imagen que anunciaremos el 21 de junio de este 2021 y que irá acompañado del lanzamiento de nuevos productos. Nuevo logo, nuevos colores, nuevo eslogan, un manifiesto acorde con nuestros valores y nuevos productos pensados con nuestro público objetivo en mente. Y esto es solo el principio, ¡mucho más está por llegar este año!

P.-  ¿Cuál es el rol directivo en la innovación?

R.- Es clave. El manager es quien hace posible la innovación. Debe crear las condiciones que nos ayuden a equivocarnos, a tomar riesgos. Debe dar a sus equipos el tiempo necesario para reflexionar, pedirles que esquiven los problemas, conocer a los clientes… En resumen, si no hay una acción concreta por parte del manager, es imposible que la innovación sea un objetivo principal.

P.- ¿Cómo ha cambiado la transformación digital en tu sector y en tu empresa?

R.-  Cheerz es una empresa que antepone lo digital, especialmente los dispositivos móviles. Por eso, somos la empresa con la tecnología más avanzada en nuestro sector.Nuestro mercado se ha visto muy afectado con la llegada de lo digital, algo que vemos en Kodak y Fujicolor, por ejemplo, que no consiguieron llevar a cabo una transición en esta dirección. De hecho, pocos lo han conseguido.

P.- ¿Cuáles son las claves para dirigir a un equipo innovador?

R.- Crear un marco de trabajo es algo que favorece la innovación. Y aceptar que la innovación cuesta tiempo y dinero; es importante que esto quede reflejado en la hoja de ruta. Es necesario que los equipos tengan tiempo suficiente para centrarse en procesos iterativos.

P.- Durante la fase inicial del Covid-19, compilasteis un documento, llamado "Libro de cultura" que registra vuestros valores corporativos ¿En qué consiste? ¿Por qué durante la pandemia? ¿Qué objetivos persigue?

R.-  En realidad, empezamos a dar forma a nuestro “Libro de cultura” unos meses antes de que llegara la pandemia.  Ya hace tiempo que empecé a trabajar en la cultura de Cheerz porque me di cuenta de que había sido nuestro valor principal desde la creación de la marca.Frente a esta crisis, era muy posible que nos viéramos afectados. Nuestro margen de error iba a reducirse y debíamos crear un marco que recogiese la actitud que esperábamos. Por eso nos dimos prisa en terminar de dar forma a nuestro Libro de cultura, para ayudar a nuestros managers a entender el papel que iban a desempeñar, para mejorar la selección de nuevos colaboradores y para ayudar a que su incorporación fuera más rápida.Con el teletrabajo, las reglas tácitas de una empresa son menos visibles y uno de nuestros retos principales ahora es poder explicar con claridad cuáles son nuestras normas y el comportamiento que esperamos.

No podemos terminar sin recordar que Cheerz ha podido llegar hasta aquí gracias al talento de sus fundadores pero también al apoyo de inversores de fuera de España que creyeron en ellos desde el inicio del proyecto, como Julien Foussard, o empresas como Serena

España, con el talento individual que atesora, podría "conectando la generosidad, crear magia", si bien los datos de inversión no avalan esta máxima en la península ibérica.

Esperemos que inversores españoles como Carina Szpilka de K Fund, Iñaki Arrola, Yago Arbeloa o Jon Uriarte y emprendedores como Kibo Ventures o el equipo liderado por Aquilino Peña y Javier TorremochaMireia Badía, que son la esperanza patria, nos permita un día gritar ¡España, sí es un país para startups!.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes