Manuel Marcos
photo_cameraManuel Marcos

Innovadores

Fooga, el ejemplo de cómo conseguir tus objetivos

Manuel Marcos decide apostar por su pasión por las zapatillas y crea la marca Fooga

En ocasiones, las personas se dejan llevar por lo que se supone que deberían hacer y no por lo que realmente quieren. Se dejan llevar por la rutina y no apuestan por lo que realmente les motiva. Así era la vida de Manuel Marcos, quien después de 11 años trabajando en el área financiera de una gran marca multinacional, dedicada a las telecomunicaciones, decide dar un giro de 180 grados a su vida y apostar por su pasión, las zapatillas.

La creación de una empresa puede surgir de múltiples maneras, desde una conversación pasando por una idea o incluso de una pasión. Ese es el caso del fundador de Fooga, quien creó una marca de zapatillas desde cero. Bajo el lema “tengo un plan”, diseñó toda una estrategia para asociar Fooga con un estilo de vida con el que muchas personas pudiesen sentirse identificadas.

Toda historia tiene un comienzo

Desde bien pequeño, su fundador coleccionaba este calzado y, su admiración por él fue tal que abandonó su zona de confort laboral y se embarcó en toda una aventura empresarial. “Me gustaban las zapas, pero no conocía el método de fabricación, así que investigué un poco por Internet y cerré varias reuniones en Elche para ver quién podía ayudarme con ello”, explica.

Pero no resultó nada fácil. El motivo fue que muchos fabricantes no querían apostar por este proyecto debido al bajo número de unidades que querían fabricar en un primer momento, 600 pares. Pero antes de que la desesperación se apoderase de su mente, encontró a una persona que creía en este proyecto y creía en él.

Valores que se identifican con su público

El objetivo de Manuel en este proyecto es el de ofrecer lo mejor a las personas que apuestan por su marca. No es de extrañar, por tanto, que la calidad sea uno de los principios máximos que rigen los productos de esta empresa. Esto se traduce en acabados realizados a mano, teniendo cada uno de los pares de Fooga la atención que se merece, tal y como explica Marcos.

Además, siguiendo las tendencias de consumo, estas zapatillas son de venta exclusivamente online, basada en modelos sencillos y fácilmente combinables, pudiendo ser utilizados por hombres y por mujeres durante todo el año.

Fooga

Diseño único

En los diferentes diseños, tanto de los productos así como de la página web, se tomaron decisiones muy importantes ya que buscaban evadirse de lo actual, apostar por lo nuevo  y por ellos mismos. En definitiva, querían extraer la esencia de la marca.

No obstante “los nuevos retos siempre se hacen con miedo porque nunca saber qué puede pasar. Pero a día de hoy estoy orgulloso de haber dado ese paso”, explica su fundador.

Apostando por el territorio digital

A finales de 2016, se lanzó la página web así como las redes sociales, teniendo una gran acogida. Y es que, a día de hoy, el principal movimiento de la marca viene desde Instagram, desde donde consiguen el 85% de las visitas. “Tenemos bastante visibilidad, pero estamos trabajando en que eso sea mayor, ya que hay mucha competencia y para ello necesitamos diferenciarnos”, aclara este apasionado de las zapatillas.

Ampliación del catálogo

Actualmente cuentan dentro de su catálogo con una colección de zapatillas así como otra textil y se espera que esta última se amplíe paulatinamente. “Es uno de los retos que tenemos para 2019”.

Pero esta empresa no se conforma con lo que ha conseguido en los últimos años. Este año viene pisando fuerte y es que, tal y como explica su fundador “esperamos duplicar nuestras cifras gracias a la incorporación de nuevos productos”. Además, dentro de este punto tienen previsto abrir una tienda física en Valladolid. Sin duda, todo un  reto.

Tengo un plan”, así lo dijo su fundador, y así está siendo.

Manuel Marcos2

 Sigue a FOOGA en instagram y entérate de sus novedades

Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?