BrainLang
photo_camera BrainLang

Innovadores

¿Quieres mejorar tu inglés? Entrena escuchando historias entretenidas

Nace la primera plataforma Visual Listening, una especie de "NetFlix para aprender inglés escuchando y comprendiendo"

El 70% de españoles, a pesar de dedicarle diez años media al estudio de inglés con horas y horas de clases o cursos, reconoce que no lo domina en absoluto, porque no "lo entiende con el oído" y no es capaz de comunicarse.

Para resolver este problema y esta frustración global, Leopoldo Cano, murciano, emprendedor de Internet, optó por un camino diferente al tradicional de "profesores-cursos-clases". Ha reunido a un equipo de ingenieros, actores, guionistas en la startup BrainLang con un único fin: Contar Historias.

Así nace la primera plataforma Visual Listening (nombre de la metodología), una especie de "NetFlix para aprender inglés escuchando y comprendiendo", entrenando el oído sin estudiar.

En este nuevo concepto de aprendizaje se sustituyen los libros por vídeo-historias de uno o dos minutos y los profesores por actores de voz que representan esos relatos creados por guionistas. Relatos que se muestran en formato vídeo con narraciones y diálogos, donde las imágenes y los subtítulos interactivos clicables ayudan a la comprensión.App BrainLang

Fundamento Científico: "Input Comprensible e Interesante en un entorno de bajo estrés"

Con más de 300.000 usuarios en 10 países, BrainLang, te propone entrenar tu oído con historias entretenidas adecuadas a tu nivel. Y te ofrecen un consejo clave: "Disfruta entendiendo lo que te cuentan las historias porque el cerebro hace el resto y adquiere el lenguaje de forma subconsciente, igual que aprendiste tu lengua materna".

¿Y por qué esta nueva metodología?. Leopoldo Cano, CEO y fundador de BrainLang, emprendedor experto en ingeniería de sistemas adaptados al aprendizaje online, nos lo explica: "Existe una necesidad urgente de entender con el oído, y estudiar más gramática no sirve. Hay que entrenar escuchando. El fundamento científico es la teoría del Language Acquisition de Stephen Krashen, Univ. Southern California. El reconocido lingüista Krashen desde hace más de 20 años lo está explicándo en conferencias por todo el mundo. En resumidas cuentas nos dice que el lenguaje es una habilidad como montar en bicicleta, y no se puede estudiar, hay que entrenarla, y para ello necesitas input, escuchar y leer, interesante y comprensible, que entiendas lo que te están contando, y en el fondo es el mismo proceso que todos hemos seguido cuando aprendimos nuestra lengua materna"

El inglés hoy en día, en globalización constante, es más importante y necesario que nunca, y la necesidad de dominarlo está instaurada en la sociedad. Las estadísticas son aplastantes e ilustradoras, especialmente en lo que se refiere a su importancia en el entorno profesional. Según la consultora Ranstad, el 80% de los puestos de empleo dirigidos a puestos medios y directivos exigen como requisito indispensable el conocimiento de un segundo idioma, en el 90% de los casos el inglés. Los españoles destinan, de media, diez años al estudio del inglés, y, sin embargo, un 70%  afirma no hablar inglés en absoluto, no consigue desenvolverse o no es capaz de entender ni pronunciar.

Sin embargo, y a pesar de todos estos hallazgos lingüísticos, millones de personas en todo el mundo siguen estudiando inglés con el mismo método de siempre; cursos, clases, ejercicios y profesores enfocados en la gramática, el libro, los contenidos programados, que parecen no conseguir superar el nivel medio. España es de los países de la Unión Europea con peor nivel de inglés, pero es que además empeora y perpetúa su mal nivel mientras otros países lo mejoran.

¿Cómo es eso posible? Entre las principales causas por las que los españoles hablamos tan mal el inglés, está el doblaje de películas y series. Además de factores como el nivel socioeconómico o el establecimiento de un modelo bilingüe funcional, destaca que, según el Instituto Cervantes, el castellano es el cuarto idioma más potente del mundo. Una lengua global que hablan, con distinto grado de dominio, 580 millones de personas, y que, como consecuencia de ello se beneficia de una amplia industria editorial, audiovisual, de traducción y doblaje. En otros países la gente se ve obligada de forma natural a ver, por ejemplo, más cine y televisión en versión original subtitulada en lugar de en versión doblada.

El inglés sin cursos, sin clases … sin estrés

 

Avalados por numerosos estudios e investigaciones, en BrainLang sostienen que los adultos tienen que aprender a hablar inglés de forma natural, como los niños. Los seres humanos aprenden su lengua materna de manera pasiva antes de lanzarse a pronunciar sus primeras palabras, así los bebés y los niños escuchan y tratan de comprender aquello que les interesa les resulta esencial para sobrevivir o comunicarse.  Por tanto, igual que los bebés y los niños aprenden su lengua materna sin estudiar libros teóricos o realizar ejercicios de gramática, sino simplemente escuchando, los adultos pueden hacer exactamente lo mismo.

Leopoldo Cano, CEO de BrainLang:  “Intentar estudiar para aprender a hablar inglés es un error tan grande como intentar estudiar para aprender a montar en bicicleta. Centrarse en el contenido, en las historias, en comunicarse y entenderse, es lo que realmente sirve para adquirir el lenguaje. Por ello, una persona vendiendo perritos calientes en la calle se entiende en inglés con todo el mundo en seis meses, y aquí después de seis años estudiando apenas avanzamos”.

La teoría también demuestra que el aprendizaje mediante listening debe producirse con un orden natural, sin estructuras o un programa establecido, en un entorno relajado, sin presiones ni estrés. Los contenidos deben ser interesantes y suficientmente comprensibles. Aunque no hay que entenderlo todo palabra por palabra. Las historias pueden en parte estar situadas un escalón por encima del nivel del alumno. Así va adquiriendo el vocabulario y las expresiones en un contexto, comprendiendo el significado. Las investigaciones de Stephen Krashen y otros lingüistas apuntan a que el listening, la parte más temida de los exámenes de Cambridge, no solo mejora la escucha como es de esperar, sino también la capacidad de hablar y escribir, por lo que permite progresar hasta tres veces más rápido.

Un "NetFlix para aprender inglés" con el que superar el eterno "inglés nivel medio"

BrainLang, con su propia factoría de contenidos (historias de ficcción, entretenimiento y también informativas) en constante actualización y más de 5.000 mini vídeo-historias de todos los niveles, intereses y temáticas, es la primera plataforma del mundo con Visual Listening. Para proporcionar una inmersión auditiva de un nivel adecuado a cada persona, para que entendamos, al menos, un 50%, de lo que escuchamos y que, al mismo tiempo, nos permita activar el aprendizaje inconsciente, sin estrés y sin utilizar técnicas de estudio tradicionales.

El Netflix de los idiomas, galardonado en 2019 con el premio para emprendedores El gran Pitch, se apoya en el hecho de que todo mensaje es mucho más eficaz si se transmite a través de una historia y se queda un 90% más en la memoria, por lo que aprender inglés con video-historias con la metodología Visual-Listening no solo resulta mucho más entretenido, sino también mucho más efectivo.

Se piensa en usuarios de todos los niveles, pero especialmente en los que, después de pasar por varias clases, terminan atascándose en el nivel intermedio bajo. Por eso tienen programado un algoritmo que calcula el nivel de cada usuario y selecciona específicamente los vídeos que están ligeramente por encima de él o que se le acerca: así, el alumno comprende un gran porcentaje de los mensajes pero, a la vez, siempre tiene estructuras que adquirir.

Entrenar unos minutos al día escuchando, y sin cuotas mensuales

Según Cano, “entrenar con vídeos de tu nivel es la única forma efectiva de lograr tus objetivos. Si usaras un vídeo en el que lo entendieras todo, terminarías aburriéndote. Y con vídeos demasiado difíciles, te frustrarías. Es cuestión de equilibrio”.

De esta manera, el usuario consume historias ligeras y entretenidas que le ayudan a integrar el idioma en su rutina diaria, para que pueda aprender inglés online fácil y rápido en cualquier lugar y a cualquier hora, de forma cómoda y flexible, sin cambiar las rutinas y obligaciones y sobre todo con un entrenamiento personalizado.BrainLang Factory

Otra de las innovaciones, además del modelo de negocio y contenidos, es la fórmula de comercialización. El equipo de BrainLang ha inventado un sistema de pago diferente al de las típicas suscripciones, ya que con sus paquetes, el usuario puede comprar "entrenamientos" con acceso a número importante de vídeos y otras herramientas. Con la filosofía “paga lo que usas” el usuario consume los videos sin cuotas mensuales. “Se parece más a consumir ocio que a asistir a clase, evitando el eterno problema de pagar obligatoriamente todos los meses completos, independientemente del uso, gasto o asistencia, como ocurre en los gimnasios o cursos de inglés online”, puntualiza Cano.

La apuesta por la innovación en BrainLang aún va más allá y entre sus profesionales, distribuidos entre Madrid, Murcia, Barcelona y Birmingham, también cuenta con un equipo asesor compuesto por expertos en tecnologías de inteligencia artificial del CSIC y de la Universidad Complutense de Madrid.  Ya proyectan incorporar tecnologías como la realidad virtual o vídeos en 360 grados para sorprender a sus clientes. En palabras de Leopoldo Cano, esperan poder usar “sistemas de inteligencia artificial capaces de generar historias como semilleros de ideas para inspirar a los creativos y guionistas, en un gran ejemplo de cómo las máquinas pueden ayudar a mejorar la creatividad humana”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable