Fuente: Telefónica
photo_camera Fuente: Telefónica

Innovadores

Smart Water de Telefónica Tech, una solución tecnológica diseñada para optimizar la distribución del agua

Permite a las compañías ofrecer planes de ahorro personalizados para los clientes, reducir las incidencias y distribuir mejor el agua

El agua es uno de los recursos básicos y esenciales para la vida, tanto para el mantenimiento de los ecosistemas como para nuestra economía.

Ofrecer planes de ahorro personalizados para las empresas y particulares es un desafío a gran escala para las grandes compañías y gobiernos.

En España, actualmente, el porcentaje de pérdida de agua en redes de distribución —por roturas, fugas, averías o fraude— llega a superar el 25% del agua distribuida, según la CNMC. Y de acuerdo con los datos que maneja el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, la demanda estimada de agua en España para el año 2021 fue del orden de los 32.000 hm3/año.

El principal uso del agua es el regadío y el agrario, que supone aproximadamente el 80,5% de esta demanda, seguido por el abastecimiento urbano, que representa el 15,5%, y el uso industrial.

Smart Water de Telefónica Tech

Comprometidos con el reto de transformar digitalmente el sector del agua, Telefónica Tech ofrece la solución Smart Water para que las empresas puedan gestionar de forma eficiente este recurso natural tan valioso y limitado, tanto para el consumo como para su uso en la agricultura.

La solución Smart Water de Telefónica Tech ayuda a las empresas a impulsar la digitalización del ciclo del agua. Un objetivo que persigue el PERTE anunciado por el Gobierno, para el que prevé movilizar en los próximos años más de 3.000 millones de euros en inversiones públicas y privadas.

Asimismo, 200 millones se destinarán para la digitalización del regadío con el objetivo de aumentar la implantación de contadores en las tomas de agua y en parcelas, mejorar los sistemas de control de la humedad y conductividad del suelo, aumentar la medición de los aportes de fertilizantes o automatizar los sistemas de riego.

Transformación digital del agua

Como la mayoría de los sectores, el del agua está inmerso en una transformación digital sin precedentes cuyo objetivo es ser más eficiente, sostenible y competitivo.

Durante los últimos años las compañías gestoras de agua se han venido apoyando en nuevas tecnologías para dar el salto del mundo analógico al digital, poniendo el foco en las áreas más relevantes de su cadena de valor.

Tecnologías como Internet de las Cosas, Big Data e Inteligencia Artificial aportan numerosas ventajas para que empresas y administraciones mejoren la gestión de los recursos hídricos y detecten con mayor rapidez problemas, como el de las fugas, que ocasionan todos los años importantes pérdidas y suponen un lastre para el medio ambiente.

Cómo funciona la solución

Smart Water de Telefónica Tech es una solución abierta, escalable y segura, que garantiza a las compañías gestoras de agua el control remoto y centralizado de toda su infraestructura, así como la normalización, procesamiento y análisis avanzado de la información.

¿Cómo funciona? Estos son los pilares básicos de la digitalización:

Aplicar tecnologías digitales de IoT (Internet de las Cosas) en las empresas que permitan ofrecer soluciones completas de telelectura a través de dispositivos inteligentes de telemetría, como contadores inteligentes de agua, conectados mediante redes móviles IoT Narrow Band. Se trata, por tanto, de dotar de sensores al entorno y a los objetos (sensorización con dispositivos IoT).

Implementar soluciones de software escalables y seguras, permitiendo optimizar la gestión de recursos hídricos y energéticos y la explotación de la información recogida mediante las técnicas más avanzadas de Big Data e Inteligencia Artificial.

3º Los otros dos pilares de la digitalización de lo físico son la conectividad IoT-NB de esos sensores y la Inteligencia Artificial (IA), que da valor a la información obtenida al permitir tomar mejores decisiones basadas en datos en el momento adecuado para ahorrar, optimizar y aprovechar esos recursos.

Un ejemplo: Canal de Isabel II

Una de las compañías que ha puesto en marcha productos y servicios de Telefónica Tech para la digitalización ha sido el Canal de Isabel II. Sus objetivos eran ofrecer un mejor servicio a sus clientes, optimizar el servicio de abastecimiento de agua y proteger este recurso frente a consumos no eficientes.

Telefónica Tech diseñó para Canal de Isabel II la solución Smart Water, que, entre otras cosas, posibilita la telelectura y pasar de una lectura de contador cada dos meses a una lectura cada hora.

Con el volumen de información que genera la telelectura, Canal de Isabel II tiene un conocimiento mucho más profundo de lo que sucede en su red y también de los hábitos de consumo de sus clientes.

Gracias a esta solución de Telefónica Tech, el Canal tiene la capacidad de incrementar la eficiencia en la gestión y explotación de este recurso con el potencial de reducir un 40% las fugas de agua y un 20% los costes de operación y mantenimiento. Además, puede ofrecer planes de ahorro personalizados para los clientes, un mejor servicio y reducir las incidencias y reclamaciones.

Gestión eficiente de los recursos

El objetivo de Smart Water de Telefónica Tech es conseguir una gestión eficiente y sostenible del agua tanto en el ámbito público, empresarial como individual. De esta manera, se logrará tener un impacto positivo en términos sociales, económicos y medioambientales, y será esencial para combatir el cambio climático y satisfacer la creciente demanda.

Del abastecimiento adecuado del agua —en cantidad y calidad— dependen, además de los consumidores y el medio ambiente, sectores de peso económico y social como la ganadería, la agricultura o el turismo. Y es que esta solución tiene aplicación en numerosos sectores productivos y de actividad, como en la industria, el transporte y la movilidad, el agroalimentario o los suministros.

Conocer con precisión cuál es el consumo real per cápita posibilita una mejor distribución y gestión del abastecimiento, y la adecuación de los planes de inversión en infraestructuras.

Por último, el usuario final puede conocer su perfil de consumo y ser más consciente del impacto ambiental, permitiéndole tomar medidas para reducirlo.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable