Abogados.
photo_camera Abogados.

Jurídico

Los abogados penalistas de España apuestan por las Boutiques jurídicas

La relación de los acusados con los abogados penalistas debe ser de total confianza

Los procesos judiciales penales son especialmente delicados para los clientes que tienen que pasar por este tipo de juicios. Por eso, la relación de los acusados con los abogados penalistas debe ser de total confianza.

Una situación que puede acabar con penas de cárcel hace que los clientes busquen los mejores abogados penalistas de España para resolver su situación. Es necesario que los acusados cuenten con un letrado en el que confiar claramente, completamente accesibles y dispuestos a hacer todo lo necesario para solucionar su situación.

Tradicionalmente, los abogados penalistas se han agrupado en grandes firmas ubicadas en las principales ciudades del país.

Sin embargo, esta tendencia está cambiando: el deseo de los clientes de sentir cerca a sus abogados ha desembocado en las llamadas boutiques jurídicas; pequeños despachos personales que solo tramitan los expedientes penales que pueden controlar.

El trato personal y directo es uno de los objetivos de bufetes como RINBER Abogados, un despacho de abogados en Málaga fundado por los hermanos Rincón, especialistas en defender a sus clientes en cualquier tipo de causa penal en todos los juzgados de España dedicados a este tipo de procedimientos.

«Tratar de tú a tú al cliente eleva su confianza y mejora el trabajo a lo largo de todo el procedimiento legal», explican los gestores de RINBER Abogados. Para los letrados, este es el secreto del éxito de las pequeñas boutiques legales, ya que los clientes premian y reconocen ese trato cercano y familiar que les ofrecen en las boutiques.

Un nuevo concepto: un mismo trabajo

Formar parte de un pequeño despacho de abogados no tiene por qué significar que se está menos preparado para la resolución de cualquier tipo de proceso penal que un letrado de una gran firma.

«No solo no es negativo, sino que es justo lo contrario: la hiperespecialización de las boutiques jurídicas como RINBER Abogados hace que acumulemos experiencia en la resolución de conflictos penales con total diligencia», explican los abogados, que en su día a día se enfrentan a cualquier tipo de proceso legal susceptible de convertirse en pena de cárcel.

El trabajo de los abogados penalistas especializados da sus frutos: están capacitados para dar respuesta a cualquier conflicto registrado en el código penal y acompañar a sus clientes a lo largo de todo el proceso, desde la presentación de la acusación hasta la celebración del juicio.

 

Tratamiento personal y directo

Hay algo en lo que sí se diferencian los grandes despachos y las pequeñas boutiques jurídicas: estas últimas son más capaces de ofrecer un tratamiento personal y directo de las causas.

«En despachos como el nuestro podemos asegurar a todos nuestros clientes que los casos no serán llevados por becarios o letrados distintos al titular del caso», detallan en RIMBER Abogados: «Nos comprometemos a defender directamente y de manera personal cada uno de los casos que llegan a nuestra mesa».

A la hora de buscar abogados penalistas, encontrarse con una de estas boutiques jurídicas es la mejor opción con la que se puede contar.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes